Las redes sociales de las empresas deben seguir activas en vacaciones

 

Cinco razones por las que mantenerse activos en la época estival: no caer en el olvido, menos competencia, los usuarios tienen más tiempo, mantener la atención al cliente y posicionarse para la campaña de ‘vuelta al cole’

 

En menos de un mes llega el verano y no podemos evitar pensar en vacaciones. Cada empresa tiene su estrategia: las hay que cierran unas semanas, quienes hacen turnos para que siempre haya alguien activo o incluso quienes se llevan el trabajo a la playa o la piscina. ¿Qué pasa con las redes sociales? ¿Podemos colgar también el cartel de ‘Cerrado por Vacaciones’?

Desde nuestra experiencia, la comunicación no debe parar en vacaciones y las redes sociales tampoco. El verano debe formar parte de la estrategia de comunicación de cualquier empresa independientemente de su tamaño. Se pueden reducir el número de publicaciones o interacciones, se puede hacer un plan más ligero para la temporada estival, pero nunca abandonar el perfil ya que eso supondría un retroceso. El cierre por vacaciones de las redes sociales significa disminuir el número de seguidores y que el tráfico del perfil sea prácticamente nulo.

Hay redes sociales profesionales que sí bajan el número de visitas durante el verano pero también quienes entran dedican más tiempo. Otras plataformas, por el contrario, siguen muy activas. Entre las más usadas están Facebook, Twitter e Instagram. ¿Quién se resiste a poner una foto con los pies en el agua?

 

Cinco razones por las que las redes sociales deben seguir activas en vacaciones:

 

Mantenerse.

Cuando un perfil en una red social es abandonado o cerrado por vacaciones, se pierde el trabajo realizado anteriormente y se cae en el olvido de los usuarios. Con pocos días sin ningún tipo de actividad y sin que los comentarios tengan respuestas, comenzará a bajar el número de seguidores del perfil. En verano hay que centrarse en hacer un mínimo que garantice mantener el trabajo realizado durante el resto del año.

 

Menos competencia.

Los clientes durante todo el año están saturados de publicaciones de muchas empresas pero podemos aprovechar que otras se van de vacaciones en beneficio propio. En verano baja el volumen de información y al haber menos interacciones, los usuarios dedican más atención y tiempo a cada publicación. ¡Aprovechémoslo!

 

Lee también: Mejora estos 6 elementos en tu página de Facebook para tener mayores conversiones

 

Más tiempo.

Las conexiones son desde la playa, la piscina o un lugar remoto al que han viajado pero cuando los usuarios se conectan a las redes sociales tienen más tiempo y están más relajados. En verano nos conectamos como ocio y no tanto entre reunión y reunión de trabajo. Cuando entramos a Facebook o Instagram desde la hamaca con una bebida fresquita en la mano, dedicamos más tiempo a la red social y todo lo vemos diferente.

 

Atención al cliente.

Las redes sociales ya funcionan como un canal más de atención al cliente. Si cerramos por vacaciones, los comentarios tanto positivos como negativos quedan sin gestionar. Aunque la empresa esté cerrada, es mejor no abandonar a los clientes.

 

Posicionarse para septiembre.

Estar activos en verano nos ayuda a posicionarnos para la ‘vuelta al cole’ y la precampaña de Navidad. No es lo mismo comenzar una estrategia partiendo desde un periodo nulo, sin actividad, que si la iniciamos habiendo tenido trabajado durante los meses anteriores. El posicionamiento será mejor e incluso podemos comenzar a soltar pequeñas píldoras de la próxima campaña.

 

No obstante, la estrategia de verano puede ser más ligera y bajar un poco el ritmo sin llegar a desparecer. Además, se pueden aprovechar estas fechas para hacer reediciones de aquellas publicaciones que mejor han funcionado durante el año junto a algo de contenido nuevo y refrescante.

 

 

Lea además:
¿Conoces los tipos de influencers qué hay?
Las ecommerce en las redes sociales, publicidad y comunicación directa con el cliente
¿Qué es un plan de comunicación? ¿Por qué tu empresa lo necesita?
Cinco motivos por los que trabajar con una agencia de comunicación
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *