¿Por qué un blog es un pilar para la comunicación online de una empresa?

 

Web, RRSS y Blog son los pilares básicos de la comunicación empresarial online

 

En la Era Digital, independientemente del tipo de empresa… todo negocio debe contar con comunicación online basada en tres pilares clave: web, blog y redes sociales.

 

Web

La web empresarial o corporativa se ha convertido en la carta de presentación de todo negocio. No importa la actividad, el sector o el tamaño de la empresa, cada negocio debe tener una web que recoja información básica: quiénes somos, qué hacemos, dónde estamos y un contacto (teléfono, email, dirección…). Partiendo de esta base se puede añadir información específica, comercial, hitos… incluso una tienda online.

 

RRSS

Las redes sociales abren un canal de comunicación bidireccional a la empresa que le ayuda a acercarse a sus clientes o usuarios. No todas las empresas tienen que estar en todas las redes sociales, para elegir en cuáles abrir perfil hay que estudiar su público y sus formas de comunicación.

 

Blog

El blog es un canal de comunicación activo que permite incluir mucha más información y actualidad que las redes sociales o la web. Un blog empresarial o corporativo nos ayudará a dar a conocer a la empresa, el equipo, los hitos conseguidos, los muros que encontramos en el día a día, la filosofía de empresa, los productos o servicios… Además permitirá la conversación activa con los clientes o usuarios ya que podrán escribir sin la brevedad y el ritmo rápido de las redes sociales.

 

Lee también: ¿Cuál es la mejor plataforma para un blog? La guía completa

 

Un blog permite compartir información a través de cada post. Las entradas no son un canal de venta, ni tampoco publicidad; detrás de cada publicación en un blog empresarial debe mostrarse una persona real o equipo que trasmita el vivir de la empresa, sus avances, sus aciertos y también los errores porque de ellos se aprenden. En el blog, los textos deben tener alma, la misión y visión de la empresa. Debe mostrar al equipo humano que hay detrás del negocio y su trabajo diario para que el producto o servicio llegue al consumidor.

 

Así es el corazón de la empresa

 

El alma de la empresa se transmite con un tono cercano, personal e informal que se acerque al lector. Cada publicación debe contar pero también trasmitir que el equipo empresarial está interesado en escuchar a los consumidores. Esto hace especialmente importante las respuestas a los comentarios que dejen los seguidores: resolver sus dudas, dar información, resolver reclamaciones o incidencias… La comunicación en un blog es constante, casi tanto como en las redes sociales.

El contenido puede ser diverso y variado pero siempre atendiendo a un objetivo final previamente determinado. Un blog es un canal abierto y flexible dentro de la empresa pero debe responder a una estrategia de comunicación diseñada en torno a unos objetivos empresariales. Es más, se puede y debe hablar de producto o servicio pero no con un claro fin publicitario sino con otros objetivos más informativos, por ejemplo, dar ideas para su uso, mostrar a los clientes por qué se creó, nuevas utilidades que han ido surgiendo desde su lanzamiento, etc.

Además, cuando integramos un blog en una web empresarial o corporativa ayudamos al posicionamiento SEO de la misma ya que está siempre actualizándose, puede incluir palabras clave, genera tráfico en la web…

Otro punto positivo para los blogs corporativos, es que requieren una inversión económica baja gracias a las plataformas gratuitas que los ofrecen. Lo que sí requerirá es tiempo de algún miembro de la empresa o de algún profesional externo que pueda ocuparse de ello.

 

Lea además:

¿Vas a crear un blog? Descubre cómo empezar y qué canales te ayudarán a difundir tus contenidos
Cinco razones para contratar una agencia de Marketing Digital para gestionar tus redes sociales
Cinco funcionalidades web básicas de interacción

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *