Redes sociales, community manager y comunicación corporativa… ¿es necesario vincular estas tres cosas?

 

Si no puedes contratar a un profesional, externaliza el servicio o apuesta por formación

 

La comunicación corporativa se vale de muchos canales de comunicación para llegar a sus destinatarios. Una de las herramientas más recientes que ha calado con fuerza en las empresas de todos los tamaños son las redes sociales. Esto se debe principalmente a dos cosas: son gratuitas (o casi) y fáciles de manejar (quizás no tanto).

Y es que abrir un perfil corporativo en Instagram, Facebook o LinkedIn parece tan fácil que con frecuencia las empresas cometen múltiples errores. Es verdad que sin ningún tipo de formación todos somos capaces de tener cuentas personales y algunas consiguen llegar a cientos, incluso miles, de seguidores. Pero no es lo mismo interactuar en nombre personal que hacerlo en nombre de una corporación o empresa, de forma profesional.

 

¿Estamos capacitados para gestionar las Redes Sociales de nuestra empresa?

Cometer errores y meter la pata en los perfiles corporativos es tan sencillo y las consecuencias pueden ser tan enormes que desaconsejamos gestionarlos sin un mínimo de formación. La imagen de marca y/o empresa está en juego en cada publicación, en cada imagen o palabra, en cada respuesta o comentario… Por lo que recomendamos contar con un community manager o invertir en formación para que la gestión se haga con conocimiento de causa.

La comunicación, también en redes sociales, debe tener una estrategia, unos objetivos, una regularidad y, por supuesto, unos contenidos positivos y de calidad. Todo lo publicado en los perfiles corporativos debe formar parte del plan empresarial para que todas las áreas de la compañía remen en la misma dirección y con una única finalidad.

Aunque las redes sociales, en principio, son gratuitas; sí que conllevan unos gastos. Y no nos referimos a invertir en publicidad, contenidos patrocinados o dar visibilidad a las publicaciones a cambio de un coste. La mayor inversión que se hace en redes sociales es TIEMPO. Si decidimos que una persona del equipo o nosotros mismo nos ocuparemos de los perfiles de la empresa, además de dedicar tiempo a una formación, tendremos que incluir esta tarea en nuestra jornada laboral.

 

Lee también: Soy un negocio B2B… ¿para qué necesito estar en las Redes Sociales?

 

Hacer un plan de comunicación, crear una estrategia y desarrollarla necesita dedicación, pues la creación de contenido, redactar mensajes, hacerse con material visual… requiere creatividad, conectividad con todo el equipo y planificación. Muchas veces la idea de contratar a un community manager para encargarse de las redes sociales o dedicar parte de nuestro tiempo o bien de otro miembro del equipo supone una barrera para las pequeñas empresas; sin embargo, existe la posibilidad de externalizar el servicio con una agencias de comunicación que se encargue de esta tarea a un precio accesible para nuestro proyecto.

Si apostamos por la formación interna, actualmente podemos encontrar decenas de cursos en que ayudan a no cometer errores graves en los perfiles corporativos. Adquirir unos conocimientos mínimos antes de lanzarse a las redes asegura pisar sobre terreno seguro y, aunque no saquemos tanto partido como un community manager, estaremos seguros de que lo que hagamos está bien.

 

Lea además:
Palabras y expresiones que dañan la credibilidad de tu empresa
Activa YA tu plan de comunicación para el Mobile World Congress
¿Quieres vender más? ¡Escucha a tus clientes!

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *