Cómo hacer que un plan de marketing digital consiga conversiones

Antes de entrar en materia es necesario que empecemos por saber qué es un plan de marketing. Tal y como aseguran muchos expertos, “es un documento que define los objetivos, la planificación y las estrategias a seguir”. Además, suele detallar también a quién va dirigido y las acciones necesarias para su cumplimiento.

Como pasos previos a él, debemos definir según los expertos de Web Services:

  • Tu modelo de negocio: ¿es marketing de afiliados?; ¿creación o venta de productos digitales?; ¿será una tienda virtual para vender productos físicos? Debes tener bien definido cuál es tu modelo de negocio.
  • Tu nicho de mercado: define a quienes van dirigidos tus productos y tu plan de marketing. Quiénes son, dónde están y cómo llegar a las personas que pueden estar interesadas en tus productos. La competencia que tendrás en ese nicho de mercado.
  • Tu marca: si ya tienes presencia en el plano físico y tienes cierto branding o si ya estás presente el mundo digital y cuál ha sido su grado de penetración en el mercado por esa vía… Si es una marca nueva, en cuyo caso deberás definir tu identidad y las características que la hacen valiosa para su target.
  • Tus productos o servicios: debes tener claro cómo tus productos o servicios pueden ayudar a las personas. ¿Existen ya productos similares? ¿Qué ventajas tienen los tuyos frente a los de la competencia? ¿Tienen alguna particularidad que te diferencia? ¿Su principal ventaja es el precio?

Lea también: Cómo generar leads cualificados: tácticas y estrategias para conseguirlos

PON ESPECIAL ATENCIÓN EN LOS SIGUIENTES PUNTOS

  1. Estudio de mercado: necesitas realizar un estudio de mercado que reafirme la validez de tu negocio y que es económicamente viable. No obstante, eso no impedirá que tengas que ir realizando ajustes.
  2. Análisis de tus rivales directos: analiza tu competencia directa y observa que es lo que mejor está funcionando en cuanto a productos y estrategias de marketing, y copia lo que les está funcionando a los líderes del mercado.
  3. Propuesta única de venta: aunque al inicio arranques copiando lo que le funciona a la competencia, necesitarás crear tu propuesta única de venta. Apóyate en lo que te hace único a ti y a tu negocio, en aquello que puedes ofrecer que nadie más puede y analiza los resultados que producen esos cambios.
  4. Los objetivos a conseguir: establece metas a corto, medio y largo plazo. Como ejemplos: que tu web tenga un determinado número de visitas en un plazo concreto de tiempo, facturar una determinada cifra en un plazo establecido… Utiliza para ello los criterios de S.M.A.R.T: específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporalmente parcelados.

Lea también: 12 pasos para organizar un evento que tenga éxito

ESTRATEGIAS Y HERRAMIENTAS

a) Marketing de contenidos: es una de las principales armas del marketing digital, y debe ir enfocado a crear una relación amigable con tu marca. Aunque puedes utilizar contenidos de terceros, los contenidos específicos creados por y para tu marca serán los mejores potenciadores del branding de la misma.

b) Blog: debes tener un blog o incluirlo en tu página web si ya la tienes. Un blog es el soporte ideal para implementar tu estrategia de marketing de contenidos. Los contenidos publicados en tu blog darán credibilidad a tu marca y contribuirán a fidelizar a tu target.

c) Redes sociales: si tus productos tienen un gran componente visual, tu marca debería estar en Instagram, Pinterest o Snapchat. Por volumen de usuarios y popularidad también pueden interesarte Facebook o Twitter. Mientras que si lo que buscas es mejorar el SEO necesitarás Google Plus.

d) E-mail marketing: junto a las landing pages, es parte fundamental del embudo de ventas. Te ayudará a mantener el contacto con tu público, te permitirá hacer campañas segmentadas y fidelizará a tus clientes con tu marca.

d) Landing Pages: otra pieza fundamental en tu estrategia de tu marketing. Son el lugar dónde las personas dejarán sus datos, lo que te permitirá entrar en contacto con ellas y, bien construidas, serán un elemento clave para una buena conversión.

e) Embudo de ventas: el objetivo final de cualquier negocio es vender. Y, para ello, el embudo de ventas es la mejor arma de la que dispones. El buen funcionamiento de tu embudo de ventas dependerá de una buena construcción de las landing pages y de los mensajes autoresponder para las diferentes fases de compra.

Para acelerar el proceso puedes hacer uso de la publicidad. También puedes poner banners en webs o blogs de temática relacionada con la tuya. Además, puedes hacer campañas de PPC en Google Adwords, Facebook Ads u otras redes sociales en las que esté presente tu marca.

Lee además:

Herramientas contra la morosidad y los impagos

9 consejos para reinvertarte a ti mismo y emprender

Cómo alimentar las redes sociales de forma inteligente

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *