Las empresas familiares también deben hacer comunicación corporativa

 

Externizar el servicio con una agencia se presenta como la opción más práctica

 

La economía en España se basa principalmente en PYMES, microempresas y autónomos. Existen más de 3 millones de pequeñas empresas, la gran mayoría de carácter familiar. En estos negocios es bastante habitual que cada miembro de la familia se ocupe de una parte pero… ¿también de la comunicación?

¡Pues no necesariamente! Hay veces que justo uno de los miembros está formando para llevar la comunicación empresarial pero, en la mayoría de los casos, no hay un experto en la familia. Cuando esto ocurre existen dos posibilidades: contratar a un profesional o externalizar el servicio con una agencia de comunicación.

 

Lee también: Ocho puntos clave para una relación eficaz entre agencia de comunicación y cliente

 

Externalizar una parte tan importante dentro de la empresa, les cuesta a las familias ya que ponen su nombre y la reputación de su marca en manos ajenas. No obstante, con los años hemos venido viendo que la decisión de externalizar, en la mayoría de los casos, se presenta como necesaria por dos motivos: la imagen de la familia se está viendo perjudicada por una mala gestión de la comunicación y el trabajo de un profesional refleja de una forma más objetiva el trabajo de la familia.

 

Beneficios

 

La comunicación y la imagen corporativa son clave para llegar a los consumidores. Además, la estrategia de comunicación puede mejorar el posicionamiento de la empresa y crear una marca potente frente a los competidores. Como en todo sector, los máximos beneficios se obtienen cuando el trabajo lo realizan los profesionales ya que saben cómo diseñar cada acción, cada mensaje, cada publicación…

Vencer el miedo a externalizar la comunicación de la empresa familiar es la clave para conseguir los objetivos. Lo aconsejable es encontrar a una agencia de comunicación que garantice los resultados y tenga feeling con la familia, el negocio y la filosofía de la empresa. Según los objetivos, podemos encontrar agencias de comunicación especializadas por sectores o servicios. Solo hay que encontrar a aquella que mejor encaje con la familia y el equipo.

Las agencias más grandes ofrecen equipos numerosos y un amplio abanico de servicios, lo que llamamos la comunicación 360. Las agencias más agencias pequeñas y/o familiares están formadas por un equipo reducido y ofrecen un trato más personal y cercano. Independientemente del tamaño, lo más importante es que el servicio y el equipo de la agencia se adapten tanto a las necesidades de la empresa familiar como al presupuesto para comunicación.

 

Lea además:
Cinco motivos por los que trabajar con una agencia de comunicación
¿Qué es un plan de comunicación? ¿Por qué tu empresa lo necesita?
¿Por qué un blog es un pilar para la comunicación online de una empresa?
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *