Formación y entusiasmo, imprescindibles para que un departamento de social media tenga éxito

training-396524_640Toda empresa busca tener un largo recorrido y para ello es imprescindible saber adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y unos de los principales retos a los que se enfrentan las pymes es al de saber integrar el mundo online a su modelo de negocio. Crear un departamento de social media no es una tarea exclusiva de las grandes empresas, toda compañía debe cuidar y velar por su reputación digital.

 
Podríamos decir que el pilar de todo departamento de comunicación online sería el contar con profesionales formados y expertos en social media, aunque desgraciadamente en Agenciasdecomunicacion.org hemos visto en demasiadas ocasiones como estás tareas acaban cayendo en las personas más jóvenes y por tanto con menos experiencia de la empresa. ¿Verdad que delante de una cámara de televisión no pondríamos al becario? Pues tampoco hay que ponerlo al mando de nuestra imagen online. Y no sirve sólo con contratar a una persona que dice que domina el territorio 2.0, tiene que demostrarlo.

 
Conocer la marca al dedillo
No hay una única receta. Cada departamento de social media tiene que crearse pensando en las necesidades y los objetivos de cada empresa, teniendo muy en cuenta los recursos disponibles, tanto económicos como personales. Sólo así se podrá diseñar un plan de comunicación viable, sostenible y eficaz.

 
De nada sirve ir abriendo perfiles sociales en todas las plataformas existentes, lo importante no es estar es la forma en la que se está. Por ello es sumamente importante que las personas que formen este departamento conozcan perfectamente los valores, estructura e historia de la marca que representa. Sólo así podrán actuar con la celeridad y efectividad que requiera cada situación.

 
Este tipo de trabajo requiere a personas muy hábiles y con gran capacidad empática, ya que lo que se busca es que los usuarios se animen a seguir a una marca, la sientan cercana y se quieran implicar en ella. Unos sentimientos que no se despiertan sin un equipo motivado y que confíe en la empresa. El buen feeling se trasmite.

 
Establecer mensajes y fijar un tono
Todas las personas que formen parte del departamento de social media deben adoptar el mismo, tono y lenguaje frente a los usuarios. La idea es que se cree una única voz unitaria y coherente y para ello es imprescindible establecer qué mensajes se van a comunicar y cómo.

 
Si el paso anterior no se cumple lo que puede ocurrir es que cada perfil social acabe adoptando un rol diferente, haciendo que el usuario se confunda, lo que provocaría su alejamiento. La imagen online de una empresa tiene que ser un reflejo, una extensión de su papel offline.

 
Contar con un buen director de departamento es imprescindible para que se cree el clima ideal de comunicación y cohesión que requiere este trabajo. Si no se cuenta con un líder que fomente el flujo de información y sepa sacar lo mejor se su equipo -de los más mayores su expertise y de los más jóvenes su mente tecnológica- difícilmente podrá funcionar el grupo.

 
Evaluar
La velocidad con la que se mueve todo en el marco 2.0 obliga a los departamentos de social media a vivir en examen continuo. Contar con herramientas de mediación eficaces, ayudará a evitar errores o a solucionarlos en el menor tiempo posible.

 
Hay que evaluar todas las acciones, las que nos han llevado al triunfo y las que no. Aprender de ellas es vital y ayudará a elaborar planes más efectivos y crear manuales de lo que no se debe hacer. Unos documentos que agilizaran las situaciones de conflicto que puedan provocarse en el futuro.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *