Orientaciones del marketing, ¿qué dirección tomar? (I)

 

orientacion-clienteLa dimensión del marketing es enorme y sus vertientes diversas por lo que existen infinitas maneras de llevarlo a la práctica. Es difícil por tanto agrupar sus orientaciones como algo genérico e incuestionable, no obstante puede dar una visión general y útil para comprender cada mercado y su marketing asociado.

En primer lugar habría que destacar las orientaciones clásicas, las que se han venido practicando hasta ahora y, por regla general, las que acostumbran a seguir la mayoría de empresas. Hablamos de cuatro orientaciones del marketing: al producto, a las ventas, al mercado y a la producción.

  • Orientado al producto. La situación clásica de este planteamiento es la de una empresa que dispone del monopolio del mercado o que tiene gran influencia sobre él. La empresa no se preocupa de las ventas porque las tiene aseguradas y centra sus acciones en mejorar su proceso productivo.
  • Orientado a las ventas. Se da habitualmente cuando la compañía ya no es la única en el mercado que vende un determinado producto o servicio, es decir, existen más empresas compitiendo en ese mercado y se planeta un escenario donde el cliente compra principalmente fijándose en el precio.
  • Orientado al mercado. El mercado ya está asentado y el consumidor es más exigente, por lo tanto, las empresas tratan de conocer más al consumidor y adaptar sus productos/servicios a sus necesidades para conseguir incrementar sus ventas.
  • Orientado a la producción. Destaca cuando el consumidor puede obtener el producto o servicio de manera inmediata y al menor coste posible. En este escenario es cuando las empresas buscan producir una mayor cantidad de bienes al menor coste posible. Aquí el papel del Marketing es escaso pero sigue siendo necesario para apoyar la venta e impulsar la compra.

 

Autor: Pedro Jiménez Domínguez
@PJimenezD
micropostmarketing.com
Linkedin

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.