¿Cómo se elabora un Plan de Medios Sociales? (I)

word-cloud-639317_640Las empresas ya no se conforman con aparecer en los medios de comunicación,  ahora quieren aprovechar el mundo online para aumentar su visibilidad y hablar de tú a tú con sus clientes potenciales. Para ayudarlas en esta nueva aventura en Agenciasdecomunicacion.org hemos querido señalas cuáles son los puntos claves que deben tener en cuenta a la hora de diseñar un plan de medios digitales.

 

 
Lo primero a destacar es que hacer un plan de este tipo no tiene porque ser complicado, su dificultad dependerá de 3 variables: el tipo de empresa -hay sectores más sencillos que otros-, los objetivos a alcanzar y el presupuesto. Sobre este último punto hay que decir que muchas pymes se niegan a fijar una cifra y prefieren ir haciendo sobre la marcha, algo que no es para nada recomendable porque pueden quedarse sin recursos por pecar de ambiciosos y tener que dejar el plan a medio implementar, habiendo perdido tiempo, dinero, esfuerzos y con el riesgo de que la imagen de la marca se vea afectada por ello. Así que nuestro primer consejo sería tener muy claro con cuánto dinero se dispone antes de planificar ninguna acción.

 

 
Una vez tenemos el presupuesto fijado, la compañía debe analizarse de forma interna, ver con qué recursos tecnológicos y de personal cuenta, pero también averiguar qué imagen tiene su marca tanto entre sus trabajadores como entre sus proveedores y clientes a nivel online. Lo que obligará a la empresa a visitar foros, webs y redes sociales para descubrir -sino lo sabe ya- cómo se encuentra su reputación digital.

 

 
Después tocará analizar al target objetivo. Hay que tener muy claro qué espera de la marca, cuáles son sus necesidades, cómo es su comportamiento en la red y qué canales son los que utiliza. Sólo así se podrá elegir la estrategia más adecuada puesto que no se lanzarán los mismos mensajes, ni en los mismos canales, si lo que se quiere conseguir es más tráfico en la web, presentar un nuevo producto o anunciar una diversificación de servicios. Y no hay que olvidarse de echar un ojo al comportamiento online de la competencia, averiguar las redes sociales qué utiliza, la cantidad de seguidores que suma, la regularidad de sus publicaciones, etc. ayudará a la compañía a hacerse una idea de lo que puede esperar de ella sus clientes.

 

 
Los defectos, tenernos controlados
Si bien es necesario conocer cómo se comportan las empresas similares a la nuestra en internet también es importante tener muy en cuenta cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles. Teniendo estos parámetros controlados las marcas podrán subsanar aquellos aspectos en los que falla y a la vez podrá destacar y fomentar aquellos atributos que la hacen destacar por encima de la competencia.

 

 

 

 

Mañana compartiremos con vosotros la segunda parte de este artículo en el que desgranaremos cómo poner en marcha una estrategia digital ¡os esperamos!

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.