La Sastrería innova con una fórmula ‘a medida’ como nueva técnica para la venta de inmuebles

Pese a que las condiciones se mantienen favorables, la venta de viviendas muestra cierta atonía y una elevada heterogeneidad regional en España, según el servicio de estudios de BBVA. Es por ello por lo que el sector inmobiliario ha abierto sus puertas a nuevas fórmulas y posibilidades para incrementar sus ventas y lograr la máxima rentabilidad en las operaciones. Algunas de ellas son el ya famoso ‘home staging’, la inclusión de la realidad virtual o el uso de las herramientas de persuasión en marketing desde las relaciones humanas y entendimiento de los comportamientos aplicado a este sector tal y como hace desde hace décadas la publicidad.

 

Más allá de estas técnicas, hoy por hoy es necesario nuevas fórmulas que aporten valor más allá de las tradicionales inmobiliarias. En este marco cobra especial importancia ‘La Sastrería Inmobiliaria’, que busca trasladar el oficio artesanal de los sastres al mundo inmobiliario diseñando planes de venta a medida.

 

“Nuestra premisa es que cualquier inmobiliaria puede vender tu casa o propiedad, la diferencia está en el cómo lo hace y en qué está pensando para la venta. Es decir, nuestros diferenciales se enfocan en el recurso humano detrás de cada propiedad y los resultados que podemos ofrecer según sea el enfoque del cliente, que puede reflejar en un resultado final de venta hasta en un incremento del 10% del precio final de venta”, explica Jordi Anguera, CEO la Sastrería Inmobiliaria.

 

Esta fórmula entiende que es necesario dar un valor añadido al cliente, que este salga ganando al contratar nuestros servicios y tener presente siempre las necesidades del mercado. “Nuestro modelo de negocio fluye con las necesidades y solicitudes del mercado, aplicamos técnicas de marketing y estrategias comerciales que generan ventajas a nuestros clientes, como la rapidez y seguridad de las comunicaciones digitales y presenciales, para que sepan que nuestros procesos son confiables, seguros e intentan lograr la disminución de costes de operación, es decir, menos visitas comerciales, para un proceso de negociación más rápido y un aumento del precio final frente a cualquier inmobiliaria tradicional”, mantiene Anguera.

 

Empleando técnicas de neurolingüística enfocadas al marketing, coaching y cercanía a sus clientes, la Sastrería Inmobiliaria ha logrado evolucionar desde su primer proyecto Domus Barcino en el 2010. En el nuevo concepto buscan innovar constantemente y han desarrollado una propuesta de valor que prioriza al cliente, no a la ganancia para la compañía, lo que hace que su gran diferencial sea humanizar el mercado, logrando así ser pioneros de un marketing inmobiliario emocional.

 

“Nos gusta decir que no hemos inventado nada, simplemente buscamos la excelencia como forma de trabajo. Si todos los procesos de venta se hacen buscando esa excelencia, al final todo va sobre ruedas. Tardamos más en sacar una vivienda a la venta, ya que su preparación antes de salir al mercado es la parte que más importancia le damos. No es casualidad que después de esa preparación los inmuebles tarden mucho menos en venderse que en una inmobiliaria tradicional”, señala el co-founder Xavi Aránega.

 

Otro de los errores habituales del sector, es que una gran parte importante de los inmuebles están en venta a un precio que no les corresponde, pero que casualmente todas quedan estancadas en el mercado por mucho tiempo.

 

“Lo que nos sorprende es que muchas inmobiliarias les aceptan el encargo de venta a sabiendas que no lo van a vender, solo para tener más inmuebles en cartera. Hemos conseguido un sistema de venta en el cual nos centramos en calidad antes de cantidad, para así asegurar una venta de las propiedades al 100%, esto lo conseguimos invirtiendo y preparando cada propiedad como si fuera nuestra, entendemos las propiedades con personalidad y carácter tal cual, como una persona, y esta singularidad es la que explotamos para enamorar a su futuro comprador”, mantienen desde La Sastrería Inmobiliaria, que adicionalmente, confeccionan sus propios inmuebles.

 

Esta nueva forma de trabajar la probaron adquiriendo viviendas para aplicar el método y tan grande está siendo el éxito de sus resultados, que han conseguido atraer cada vez más clientes para utilizar con ellos esta metodología de venta: “quisimos ser nuestros primeros clientes, para probar el sistema de venta y desde entonces, aunque seguimos haciéndolo para nuestras viviendas, son cada vez más los clientes que nos contactan para vender las suyas”. – Añaden desde La Sastrería Inmobiliaria.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *