WhatsApp, una oportunidad que las pymes mejoren en marketing y comunicación

phone-231624_640Más de 400 millones de personas en todo el mundo usan WhatsApp a diario para comunicarse. Esta aplicación ya forma parte de nuestras vidas y las empresas están empezando a darse cuenta de que puede ser un canal ideal para llegar a sus clientes.

 
El coste es mínimo, su manejo sencillo, es compatible con todo tipo de móviles y además no es un servicio limitado a las grandes compañías, sino que son precisamente las pymes las que pueden sacarle mayor provecho. Estas cuatro características son, para las agencias de comunicación, el argumento ideal para que el mundo empresarial se anime a dejar entrar a WhastApp en sus estrategias de marketing y comunicación.

 
Adiós a los sms
Desde la irrupción de WhastApp, los mensajes de texto tienen las horas contadas. Su casi gratuidad supone un ahorro importante para las empresas. Pero la económica no es la única ventaja, esta aplicación permite enviar fotografías, textos, audios, enlaces y vídeos, haciendo que las acciones promocionales sean más atractivas y eficaces.

 
Por otro lado, este servicio de mensajería móvil permite crear grupos personalizados que ayudarán a las empresas a la hora de segmentar a su público y lanzar campañas específicas en función de cada perfil.

 
WhatsApp también puede ser una gran herramienta para los departamentos de atención al cliente y no sólo para solventar dudas o incidencias sino para fidelizar a los usuarios. Una acción que es muy difícil de conseguir pero que cuando se logra repercute de forma importante en las ventas. Eso sí, como cualquier servicio de estas características sería recomendable que tuviera unos horarios fijados para evitar malos entendidos o imágenes dañadas porque un cliente ha hecho una consulta a las 2 de la madrugada y no ha obtenido respuesta en el acto.

 
Entre trabajadores
Las empresas no tienen porque limitarse a usar WhatsApp para comunicarse con sus clientes, de forma interna también pueden aprovechar esta herramienta para transmitir información a sus trabajadores y proveedores. Es cuestión de ver esta aplicación como un nuevo canal de gestión interna y no como una posible distracción para los trabajadores.

 
Un cambio de mentalidad que no es fácil, ya lo hemos visto en otras ocasiones con las redes sociales. La clave esté en ver a WhatsApp como una herramienta de productividad y motivar su uso en este sentido.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *