¿Es útil un fondo de emergencia para una empresa?

Hay momentos en tu vida en los que todo te va bien, y tanto lo personal como lo profesional acompaña. Pero lo cierto es que hay aspectos, momentos y circunstancias que se escapan a nuestro control, y que acaban rompiendo con este bienestar. Pierdes tu principal cliente, un nuevo impuesto, un nuevo material que comprar… disponer de un fondo de emergencia puede hacer que este tipo de situaciones imprevistas -pero comunes- no se conviertan en un gran problema.

Como su propio nombre indica, un fondo de emergencia es una reserva de dinero a la que recurrir en caso de emergencia o situaciones imprevistas, puesto que cualquier motivo, por pequeño que sea, es suficiente para alterar el presupuesto mensual de tu empresa y, por lo tanto, los planes financieros de tu negocio. Es por ello que es aconsejable anticiparse a este tipo de problemas y disponer de un fondo específicamente creado para afrontar dichos gastos.

Respecto a la cuantía a disponer en dicho fondo, los expertos recomiendan acumular el dinero equivalente a entre tres y seis meses de gastos normales, es decir, lo suficiente como para pagar todos los gastos durante ese periodo de tiempo. Ten en cuenta que dicho periodo puede variar según tus circunstancias personales, por lo tanto, si tienes personal a tu cargo deberías sumar tres meses de gastos cubiertos por cada miembro del equipo que dependa de ti.

Lee también: La revolución de las ‘fintech’: un cambio en la forma de entender los servicios financieros

Puesto que usar el dinero que tienes en tu cuenta corriente puede resultar muy tentador, abre una cuenta de ahorro y establece una cantidad fija mensual que destinarás a dicho fin. De esta manera tendrás por separado los fondos para emergencias, y aquellos destinados a viajes, ocio, etc. Pero, ¿qué dinero destino al fondo de emergencia? El dinero asociado a gastos innecesarios o prescindibles, para lo cual puedes hacer una lista con tus ingresos y gastos mensuales de la empresa y destinar al fondo de emergencia aquel dinero que gastabas en productos secundarios.

Por último, a la hora de decidir dónde guardar el dinero, el comparador financiero y de préstamos rápidos WannaCash.es recomienda buscar sobre todo liquidez, puesto que es imprescindible que el fondo esté disponible siempre que lo necesites; seguridad, deposítalo en productos sin riesgo que te garanticen que el dinero no estará en circulación y que tu capital será preservado; y rentabilidad, aunque de menor importancia que las anteriores, es lógico pensar en buscar cierto rendimiento a tu fondo de emergencia y no dejarlo totalmente inmovilizado.

Lea además:

Emprendedor: 5 vías de financiación para tu negocio

El confirming: Financiación para una campaña de marketing

La financiación como punto clave para la comunicación corporativa

¿Qué se espera en el 2017 respecto a la financiación de empresas?

“Es un grave error para las pymes contemplar la financiación bancaria como única solución”

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.