¡Viento en popa a toda vela! Así trabajan las agencias de comunicación en verano

 

En este blog siempre hablamos de las dificultades de las pymes, de cómo las startups deben hacer comunicación, damos consejos a los emprendedores sobre marketing pero hoy no. Hoy vamos a dedicar este post a todas nuestras agencias, esas grandes profesionales que son siempre las grandes olvidadas, aunque logren salvar a más de una marca y les alarguen la vida. Porque si hay una época en la que los expertos en comunicación se merecen una ola (y no sólo para refrescarse) es en verano.

Muchos pueden pensar que en la temporada estival baja el trabajo y que los periodistas que se dedican a la comunicación corporativa viven en un oasis. ¡Nada más lejos de la realidad! A parte de tener que lidiar con los problemas que nos afectan a todos al llegar el calor: las peleas por controlar el mando del aire acondicionado (no hay nada peor que pasarte el día entre ratos tiritando o ratos sudando a mares), el tener que hacerte cargo de clientes que no son tuyos pero que te tocan de rebote porque uno de tus compañeros ya se ha ido de vacaciones, o el trabajar con el miedo constante de que el mundo se acabe a las 15h o el 1 de agosto porque todo tiene que estar para antes…

Al margen de estos aspectos que todos hemos sufrido y sufrimos. Hay otros que son muy específicos de las agencias de comunicación:

  • – Tienen que hacer milagros con los medios de comunicación. Si toca hablar de mantas, de estufas o de turrones pues se habla… qué más da que estemos a 40 grados, ellos logran que estás informaciones sean de interés. ¡Son más efectivos que el genio de Aladdín!
  • – Intentan hacer su trabajo pero sin acceso al cliente. Es decir, las empresas se van de vacaciones y las agencias les tienen que conseguir apariciones en los medios y gestionar sus redes sociales sin poder acudir a ellas y encima obteniendo resultados. ¡Son unas cracks!

Lee también: En comunicación, no dejes para septiembre lo que puedas hacer hoy

  • – Su trabajo no admite parones por lo que deben dejar todo programado y preparado para que no se note su ausencia, lo que les lleva a trabajar 10 horas diarias las semanas previas a sus vacaciones. ¡A responsables no les gana nadie!
  • – Luchar contra la ley de Murphy que dice que un par de días antes de irse de vacaciones volverá de ellas uno de sus clientes y te pedirá mil cosas nuevas para ya. Aquí la mano izquierda será más que necesaria, de hecho será imprescindible si no se quieren quedar sin vacaciones. ¡Respirar hondo y a apelar a la empatía!
  • – Trabajar contrarreloj para entregar trabajos que sabes que no recibirán el visto bueno o ni tan siquiera se revisarán hasta septiembre (eso si se llega a hacer porque luego el cliente dirá que no tiene presupuesto y se quedará en el cajón) pero a las agencias se lo piden para mañana. ¡Qué paciencia!

Agencias de comunicación, amigas, compañeras… ¿A qué todo esto os ha pasado mil veces? ¿y a qué no se sabe cómo todo acaba saliendo en el último minuto? Misterios sin resolver pero que demuestran que en verano sois más superhéroes que nunca y, por eso, desde Agenciasdecomunicacion.org os queríamos hacer este pequeño homenaje, en tono de humor, pero lleno de verdades.

¡Un abrazo y feliz verano! ¡Os habéis ganado una buenas vacaciones!

Lea además:

¿Por qué hacer comunicación en verano?

En verano baja la competencia en comunicación, ¡aprovéchalo!

Comunicación sobre productos y servicios de verano más allá de la temporada estival

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *