¿Propósitos para Año Nuevo? ¡Mejor empieza hoy!

 

El TIEMPO es finito: un deseo no cambia nada, pero una decisión lo cambia todo

 

La esperanza de que el año nuevo será un comienzo se repite cada Navidad. El nuevo año es a menudo visto como nuevas oportunidades, sin embargo, no hace falta esperar al 1 de enero para marcarse nuevos objetivos y optar por un nuevo estilo de vida. Si realmente quieres darle un cambio a tu vida: ¡EMPIEZA HOY!

Eso de esperar al 1 de enero, el lunes o después de las vacaciones es solo un prestesto para no hacerlo ya. Si quieres conseguirlo y tienes ahora la fuerza para hacerlo, ¿por qué no comenzar cuanto antes? ¡Seguramente ese ímpetu del comienzo te ayude!

Aunque nos encontremos en las últimas semanas del año no tenemos que esperar al día 1 para los nuevos propósitos, metas u objetivos. ¿Sabes por qué?

 

Estas son nuestras razones:

 

– El valor del TIEMPO.

Si ahora mismo no estás contento con algo o alguna situación, si tienes claro que quieres cambiarlo… ¿por qué esperar? Cuanto antes comencemos antes llegaremos a nuestra meta y, por tanto, nos desharemos de eso que nos tiene descontentos. La vida es demasiado corta para pasarla esperando. Cuando dejamos para mañana algo que podemos hacer ya, estamos malgastando TIEMPO y siempre nos quejamos de que no lo tenemos. Sabemos que el tiempo es finito y aprovecharlo en aquello que nos importa es algo necesario si realmente lo valoramos. No nos arrepintamos por lo que no hicimos, disfrutemos lo que logramos.

 

– Antes termina lo que antes empiezas.

Nuestra cultura nos hace ver el 1 de enero de cada año como un nuevo comienzo pero si decidimos comenzar antes con nuestros propósitos, cuando somos conscientes de que queremos lograrlos, llevaremos ventaja. Sea cual sea nuestra meta profesional o personal, si comenzamos ya iremos aventajados con respecto a si comenzamos el primer día del año. ¡Cada día cuenta!

 

Lee también: Palabras y expresiones que dañan la credibilidad de tu empresa

 

– Una decisión lo cambia todo.

El 1 de enero no divide nuestras vidas en un antes y un después, es únicamente un hábito o tradición cultural. Lo que hace que nuestras vidas cambien son las decisiones porque “un deseo no cambia nada, pero una decisión lo cambia todo”. Así que cuanto antes tomemos acción, antes veremos resultados. No habrá mayores probabilidades de lograrlo si esperamos, ni conseguiremos un premio a la paciencia, simplemente estaremos retrasando nuestra decisión.

 

– ¿21 días crea un hábito?

Si es verdad eso de que 21 días haciendo una cosa crea un hábito, si comenzamos ya cuando empiece el 2020 ya tendremos nuevos hábitos y, por tanto, comenzaremos el viendo los primeros resultados.  Incluso si nos hemos acomodado con esos nuevos hábitos podemos fijarnos otros nuevos.

 

No esperemos al lunes, ni al año nuevo ni a después de las vacaciones… cuanto antes tomemos decisiones antes veremos resultados. ¡Valora tu tiempo!

 

 

Lea además:
La comunicación empresarial, clave en el éxito de los negocios
La infidelidad a las marcas: una oportunidad para emprendedores y startups online
Caso de éxito: Thanks for my life una estrategia basada en notas de prensa
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *