¿Te mojas con tus opiniones? Ser una marca polémica no es tan malo

footprint-3099_640La mayoría de estrategias de comunicación buscan entrar en la vida de los consumidores de una forma tranquila y placentera. No obstante, son muchas las marcas que prefieren tener una actitud mucho más revulsiva. El objetivo es llamar la atención cueste lo que cueste y si para eso hay que ser polémico o provocador se es. Esto es tan así que incluso algunas firmas ya no las entenderíamos sin ese puntito transgresor que aportan siempre. Por ejemplo todos recordamos el anuncio de una conocida marca de ropa italiana que en los 90 presentó la imagen de un cura y una monja besándose . Una campaña que fue objeto de crítica por parte de los medios de comunicación y también de la opinión pública, pero que logró lo que se proponía: ganar notoriedad.

 

 
En social media pasa lo mismo y son muchos los bloggers que deciden decir lo que piensan, aún sabiendo que pueden revolucionar las redes con sus comentarios. Mojarse a la hora de opinar no es malo, siempre que se cuente con argumentos de peso y se respete al resto de usuarios que pueden estar de acuerdo o no.

 

 
No dejar indiferente

Cuando se presenta una campaña provocadora todo el mundo quiere saber sobre ella, verla, opinar, leer lo que dicen los otros. Así que no es de extrañar que las polémicas siempre consiguen una gran viralidad y difusión, ya sea para aplaudirlas o criticarlas pero están en boca de todo el mundo y hacen que la marca esté de actualidad.

 

 
Un post transgresor puede acabar siendo muy enriquecedor ya que los usuarios explicarán cómo lo ven ellos, se presentaran muchos puntos de vista y se hará un esfuerzo de argumentación que  sin duda beneficiará a la comunidad en general. Incluso todas las aportaciones que se reciban puede acabar generando un contra post que acabe ilustrando mejor la problemática.

 

 
Al generar controversia no se debe buscar nunca el dañar los valores éticos o sociales  de un colectivo, aunque a veces algunas comunidades pueden sentirse ofendidas. Cabe decir que en estos casos la compañía tendrá el deber de salir y explicar los motivos de su campaña y pedir perdón si fuese necesario, no obstante en Agenciasdecomunicacion.org defendemos este tipo de acciones arriesgadas a la vez que respetuosas. Las marcas tienen que ser valientes si quieren destacar en un mercado que cada día despierta más sobresaturado de ofertas.

 

 
En las redes sociales lo que no vale es ser intransigente, porque todo el mundo tiene derecho a opinar y no hay ideas mejores que otras, simplemente diferentes. El respeto es imprescindible y su falta puede acarrear un daño importante en la imagen de una compañía.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.