Cómo ser el Messi y el Cristiano Ronaldo de la comunicación: marcando goles al Marketing

En España si hay un deporte rey es el fútbol. Eso es así. Entre las preocupaciones del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) está la política, la economía, el paro y el cambio climático… Eso sí, porque no se pregunta por los fichajes del mercado de invierno, la situación anímica de Leo Messi o sobre el reciente Balón de Oro otorgado a Cristiano Ronaldo, que sino la cosa la cambiaría.

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que el deporte rey capta la atención de muchas personas y mueve las campañas de marketing de muchas marcas. ¿Por qué no aprovechar esta magnífica plataforma para nuestras estrategias de marketing? Asegura Sara Villegas, autora de “Marketingdencias”, que “los hinchas de un equipo llevan sus colores en la sangre pero también llevan dinero en el bolsillo y, por lo tanto, son consumidores potenciales de cualquier marca que tenga en consideración al club de sus amores”. Todo jugador que se precie ya no sólo sueña con marcar un hat-trick en la final de la Champions League, ahora lo hace también con que se vendan millones de camisetas con su número en la espalda.

Pero eso no es todo. La unión entre el marketing y el deporte va más allá. El baloncesto, el tenis, el golf… Todas estas disciplinas tienen lo que denominamos su hombre-anuncio. Claro es el ejemplo de Michael Jordan, el número 23 de los Chicago Bulls, que a pesar de estar retirado hace ya más de 15 años aún sigue siendo una mina de oro para Nike con sus Air Jordan. Y como Jordan otras estrellas del deporte también han sido estandartes de la firma americana: el golfista Tiger Woods, los tenistas John McEnroe, André Agassi y Pete Sampras, los futbolistas Ronaldo, Romario y Leo Messi; y los atletas Maurice Greene, Marion Jones y Michael Johnson.

Las asociaciones de deportistas con marcas no son pocas. Sin sintonizar un partido, simplemente mientras vamos viendo nuestra serie favorita nos podemos dar cuenta en el bloque de publicidad que muchos deportistas han abandonado su hábitat natural para convertirse en protagonistas de anuncios de natillas (Messi), de moda (Xabi Alonso y Emilio Tucci), de seguros (Iker Casillas, Pau Gasol, Marc Gasol, Pepe Reina…). Pero si hay un deportista español que se lleva la palma es el todopoderoso Rafa Nadal que ha aparecido en campañas de Banesto, Kia, Pokerstarts, Armani, Mapfre, Nike o Quely.

Ante este escenario, casi podemos asegurar que en un futuro los clubes valoren a sus fichajes no sólo por los goles que marquen sino por el número de anuncios que graben, la cantidad de marcas que les patrocinen o, lo que es lo mismo, por el dinero que muevan. Como dijo Pierre de Coubertin: “Lo importante no es ganar sino participar”. Y ya puestos, hacer caja. 

¿Quieres saber cómo puedes acercarte a algún influencer o algún hombre-anuncio? ¿Estás valorando patrocinar algún evento deportivo pero no sabes cómo? Contáctanos y te lo contamos (Pincha aquí).

 

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.