Las marcas y el reto de empezar de cero en las redes sociales

social-349568_640Las empresas que deciden iniciar su andadura en las redes sociales se encuentran con el reto de conseguir posicionarse en el menor tiempo posible, porque por mucho que las nuevas tecnologías hayan ayudado a democratizar el mercado, en social media cada segundo cuenta. Ya sea una marca nueva o una compañía que nunca ha apostado por la red, las firmas que empiezan de cero tienen que competir con marcas que ya cuentan con una reputación digital construida. Para lograr que este desequilibrio tenga una vida corta lo más importante es acertar con la estrategia, por lo que contar con expertos en la materia es indispensable, ya sea de forma interna o externa por medio de agencias de comunicación.

 
Las dificultades que se puede encontrar una nueva compañía en social media, respecto a las que se enfrenta una empresa más madura son diferentes pero igual de complejas. Por un lado, la marca con experiencia tiene a su favor que ya cuenta con una imagen corporativa reconocida entre su público objetivo, además de tener a su target bien definido y controlado. No obstante, eso no quita que deba de adaptar su discurso y reorganizar su departamento de comunicación y marketing para aunar estrategias y coordinarlas para que el entorno on y offline vayan en línea, sin dañar el recorrido positivo conseguido en años anteriores.

 
En cambio, una empresa que se acaba de fundar tiene darse a conocer, presentar su imagen, explicar qué hace, cómo, en qué se diferencia de su competencia, etc. Mucho trabajo que debe realizarse teniendo en cuenta el terreno digital desde el principio, por lo que no tiene que temer porque una nueva acción estropee el camino recorrido. Además el hecho de no contar con una masa crítica que la siga hará más sencillo su incursión en las redes sociales.

 
No hay dos empresas iguales
Cada marca debe fijar su propio plan de social media, nada de copiar o reutilizar estrategias de terceros ya que dependerá mucho del producto que se ofrezca y de las condiciones del mercado para tener éxito en social media.

 
Alguna empresas tienen más fácil triunfar en el mundo digital debido a que presentan propuestas mucho más atractivas y fáciles de “vender” en las redes. Por eso es necesario que cada compañía defina bien sus objetivos y no se lance a tener presencia en Facebook o Twitter porque los demás están allí. Primero hay que pararse a estudiar las diferentes alternativas que existen. Por ejemplo, las redes sociales especializadas pueden ayudar mucho a las nuevas firmas, ya que las acercan directamente a su nicho de interés y les ayudan a recortar distancia con la competencia.

 
La publicidad
Poner anuncios en las redes sociales es una estrategia que no requiere de grandes desembolsos y que suele dar buenos resultados para dar a conocer a una marca. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los consumidores viven sobreexpuestos a los anuncios, por lo que cada vez es más difícil sorprenderlos y captar su atención.

 
Una de forma de pillar al cliente con la guardia bajada es a través de las apariciones mediáticas. Cuándo una persona lee un reportaje en un diario o escucha una entrevista por la radio inconscientemente percibe a la marca protagonista como una empresa cercana. Aparecer en los medios de comunicación permite a las compañías aumentar su credibilidad y posicionarme mejor en el imaginario del consumidor y ya no hablemos del gran poder de influencia que tienen los bloggers, ellos consiguen milagros porque atraen a una masa de lectores muy receptivos a su mensaje.

 
En otras palabras, las redes sociales son una gran oportunidad para que las marcas se hagan visibles pero no son el único camino.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.