Aspectos positivos y negativos de las notas de prensas

news-624859_640Relevancia, notoriedad, visibilidad e imagen son los principales atributos que gana una marca cuando apuesta por una estrategia de medios y decide enviar notas de prensa. Muchos pueden decir que es una práctica pasada de moda pero sus beneficios son tan evidentes que quién prueba el servicio no lo deja. Eso sí, hay que tener paciencia y no esperar resultados a las 24 horas porque la comunicación es una carrera de larga distancia.

 

 
No obstante, también es verdad que hay muchas pymes o startups que deciden no hacer comunicación en medios de forma continuada, sino que se decantan por acciones puntuales, campañas concretas o, incluso, pactan con sus agencias enviar notas de prensa sólo 8 o 9 meses al año. Si bien es cierto, que esta no sería la mejor forma de proceder, también lo es que depende de las características de cada empresa y del mercado en el qué opera. Además siempre será mejor realizar pocas acciones, pero de calidad y en el momento justo, que vivir en el silencio perpetuo.

 

 
Cuando se habla de medios de comunicación no se está haciendo referencia únicamente a los tradicionales (televisión, radio y prensa), sino que este abanico engloba también a los medios digitales, a las revistas especializadas y al mundo blogger. La idea es conseguir que una marca logre la máxima visibilidad y aumente así su credibilidad.

 

 
Por otro lado, no podemos olvidar que gracias a una nota de prensa las marcas obtienen contenido extra que pueden utilizar en sus perfiles sociales, newsletters, emails y blogs, pero no sólo eso, ya que la firma puede crear un apartado en su web que sea “Hablan de nosotros” o “Noticias” en los que incluya las apariciones mediáticas que vaya sumando cada mes. Unos recortes que sin duda avalaran la profesionalidad de la empresa y puede que sirvan para que más de un cliente decida contratarla.

 

 
Las notas de prensa pueden ayudar también a amortizar otro tipo de gastos de RR.PP como la asistencia a congresos o presentaciones corporativas. Pongamos un ejemplo concreto, si una compañía asiste a una feria debe invertir en un estand, en documentación corporativa, viajes, hoteles, etc. Unos costes que puede ser compensados en parte si envían una convocatoria a los medios y logran que aquellos periodistas que visiten el evento les busquen y les entrevisten. Una simple acción que refuerza la imagen corporativa.

 

 
Tampoco se debe olvidar que la reputación de una firma más allá de hablar de los beneficios de sus productos. A veces a una empresa no se la conoce más allá de un determinado servicio y en cambio cuenta con muchas más soluciones que podrían atraer a nuevos clientes y que se pueden dar a conocer apareciendo en los medios de comunicación, a través de acciones centradas en la comunicación de marca.

 

 
¿Y el SEO? Ese misteriosos personaje al que todo el mundo quiere tener contento en el mundo online y que gracias a las notas de prensa también podemos aumentar sus beneficios. No es cuestión de magia, sino de que al aparecer en diferentes medios conseguimos que una marca sume enlaces nuevos en webs de relevancia y autoridad, lo que da entender a los buscadores que estamos ante una marca que despierta el interés y por ella la premia. Sin olvidar que al ganar más visibilidad las posibilidades de que la compañía sume nuevas visitas a su página corporativa aumentan de forma importante.

 

 
Pero como no todo es perfecto en el mundo de las notas de prensa, también existen algunos aspectos negativos que evitan que las empresas apuesten por ellas:
• Son un gasto. Este es un error muy común y que responde a que las marcas desconocen las razones que hemos dado anteriormente para defender su uso, ya que de conocerlas entenderían que la comunicación es una inversión.
• Resultados a medio-largo plazo. La poco paciencia de la que gozan las pymes hace que no quieran arriesgarse a aplicar prácticas que no les van a dar beneficios al segundo día.
• La trampa de los publireportajes. Son muchas las compañías que se dejan caer en manos de comerciales (ojo, no de periodistas) que les convencen para pagar 1.000, 2.000 o incluso más de 3.000 euros por aparecer en un determinado medios de comunicación. Cuando un periodista nunca, nunca, pedirá dinero por publicar una noticia, ya que se trata de un intercambio justo: contenido por visibilidad.
Eso sin contar que el optar por un espacio patrocinado no tiene el mismo impacto ni goza de la misma credibilidad que una entrevista y que se trata de una acción muy puntual, cuando el envío de una nota de prensa se hace a todos aquellos medios susceptibles a publicarla, ampliando así las posibilidades de conseguir impactos a un precio mucho más económico y asumible.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.