4 claves para una comunicación empresarial de éxito

Sin duda, en la Era Digital estamos saturados de información. Para hacer una comunicación de éxito las empresas tienen que apostar por la originalidad y la innovación para atraer la atención de sus clientes potenciales. Pensando en esta nueva situación, en Agenciasdecomuniacion.org destacamos cuatro claves a tener en cuenta para desarrollar una comunicación empresarial de éxito:

  1. Cliente feliz. La búsqueda de la felicidad siempre ha sido un objetivo de cualquier ser humano, sin embargo, actualmente ‘ser feliz’ se ha potenciado. De hecho, hay empresas que han basado su modelo de negocio en esta máxima que parece tener más sentido que nunca. Un ejemplo, sería Mr. Wondeful y sus mensajes positivos. Si nos centramos en la comunicación empresarial y analizamos los objetivos de nuestros clientes, seremos conscientes de que a través de cada acción de comunicación debemos potenciar esa felicidad. Además, debemos hacer que los clientes se sientan orgullosos de la marca. Los ciudadanos tienen hoy más conocimientos y los departamentos de comunicación deben darle un valor añadido a cada mensaje.

Lea también: ¿Qué es la comunicación empresarial o corporativa?

  1. Apostar por una comunicación 360º. Toda estrategia de comunicación tiene que combinar distintos canales para ser completa, pues actualmente los usuarios consumen información en muchos formatos. Es decir, una empresa no puede basar la comunicación en redes sociales, por ejemplo, y olvidarse de su web corporativa, su blog o las notas de prensa. Pues todas las herramientas tienen que estar en equilibrio y el mensaje debe adaptarse a los distintos formatos. De nada sirve lanzar una campaña a través de un solo canal si cuando el usuario acuda a los demás no encontrará la información que está buscando. De hecho, si nos fijamos en grandes multinacionales veremos cómo, por ejemplo, sus nuevos anuncios publicitarios van acompañados de notas de prensa, entrevistas a los protagonistas del spot en programas de televisión y una versión ampliada o interactiva para formatos online como redes sociales. Este lanzamiento multicanal también lo debemos exportar a nuestro ámbito como pequeña empresa.
  1. Comunicación bidireccional. El cliente quiere más y las empresas deben adaptarse a esas exigencias. Los profesionales de la información están prácticamente obligados a dar una vuelta a todo e ir un paso más allá para realmente despertar interés. La comunicación tradicional sin feedback ha dado paso a una conversación en la que la opinión del cliente cuenta. La empresa ha dejado de ser solo emisora para convertirse también en receptora. El área de comunicación debe adaptarse a esta bidireccionalidad y escuchar a los clientes, aprender de ellos y adaptar lo recibido a sus nuevos mensajes. La estrategia de comunicación está ahora más abierta que nunca ya que en muchas ocasiones se cambia dependiendo de la reacción de los clientes.
  2. Comunicación directa. La bidireccionalidad trae de la mano una comunicación directa entre la empresa y el cliente, sin intermediarios. Esta tendencia ha dado paso a una comunicación totalmente personalizada. Se acabaron los “Estimado cliente” para dirigirnos con un “Hola María”. Sí, hola… porque los formalismos también son cosas del pasado. Para que la comunicación sea directa, los clientes se convierten en amigos y el trato es familiar y cercano, de tú a tú.

Lee además:

Los 3 tipos de comunicación empresarial que toda pyme debe aprender a explotar

Responsabilidad Social Corporativa en la comunicación empresarial

Hero Baby, comunicación de crisis por un tweet

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.