Qué tipos de persianas existen y cuál es la adecuada para tu casa

Cuando el calor aprieta no hay lugar que se salve de las altas temperaturas. El tráfico de las grandes ciudades y el uso de los aires acondicionados en comercios, oficinas y hogares puede provocar que la sensación de calor llegue a ser insoportable. Es por ello por lo que las persianas son imprescindibles para conservar y ayudar a la climatización de las estancias.

 

“Según diversos estudios hasta un 30% del calor procede de las ventanas. Así que emplear persianas en nuestros hogares puede ayudar a bajar la temperatura interior del inmueble en unos seis grados, lo que permite ahorrar hasta un 7% en las facturas. Las persianas son la mejor opción para evitar el efecto invernadero”, explica Juan Almansa, director general de Grupo Almansa.

 

Desde la carpintería especializada en la elaboración de elementos de aluminio señalan que esto sólo es posible si has elegido una persiana de calidad, junto a una buena ventana. Según el Grupo Almansa: “Un truco para elegir la mejor opción de persiana es prestar especial atención al cajón donde se oculta la misma, ya que suele ser un foco por donde entra todo el calor y el ruido de la calle. Los cajones de calidad incorporan piezas aislantes que evitan las filtraciones, así como se convierten en una barrera de aislamiento”.

 

Más allá de consejos, en la compañía catalana ofrecen un análisis para evaluar y ofrecer las claves en la elección de persianas:

 

  • Persianas enrollables: este tipo de persianas son las más modernas del mercado y son muy elegidas, porque son muy útiles a la hora de bloquear los rayos del sol. Además, las persianas enrollables protegen el color y el estado de los muebles, las cortinas, las telas y el suelo.

 

  • Persianas venecianas: este tipo de persianas son también conocidas como ‘horizontales’ y muy comunes en oficinas, pero también cada vez más en las viviendas por su toque industrial. Sus características principales son facilidad de instalación y uso y durabilidad. Pueden ser de plástico, de aluminio o de madera y además de abrirse normalmente hacia arriba tienen un sistema de rotación que permite una apertura a medias de sus tablas horizontales. De esta manera, se regula el ingreso de luz. Además, las hay en multitud de colores lo que le permite ser adaptable a cualquier estancia.

 

  • Persianas verticales: esta opción permite graduar en un instante la luminosidad gracias a que son muy parecidas a las persianas venecianas. Se suelen fabricar en materiales como el plástico PVC o aluminio.

 

  • Persianas térmicas: como su nombre lo indica permiten proteger del frío del invierno, pero también del calor del verano. Son fabricadas en aluminio con aislante de espuma de poliuretano inyectado. A su vez, las persianas térmicas reducen los ruidos provenientes del exterior y son ideales para casas o pisos en avenidas o calles muy transitadas.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *