Propietarios de mansiones y pisos de lujo venden la nuda propiedad de su vivienda

Según explica Eduardo Molet, experto inmobiliario, los propietarios de grandes patrimonios venden la nuda propiedad de sus viviendas. El cliente las compra con la condición de que el propietario permanezca como usufructuario, viviendo en la casa hasta su fallecimiento

 

 

Hasta el momento, la venta de la nuda propiedad se daba especialmente por necesidad económica del propietario, con el objetivo de convertir la vivienda en una renta y combatir así la precariedad de las pensiones de las personas mayores de 65 años.

 

En la actualidad, según explica Eduardo Molet, consultor inmobiliario de entidades financieras españolas y extranjeras, y fundador de Red Expertos Inmobiliarios y del instituto de formación inmobiliaria IFEM, esta singular forma de compraventa se convierte también en una interesante alternativa para las personas con grandes patrimonios que quieren financiar proyectos empresariales y mantener su alto nivel de vida hasta su muerte.

 

“En la inmobiliaria hemos detectado como cada vez más la venta de nuda propiedad de casas de lujo está cobrando un mayor protagonismo. Ha habido un incremento espectacular en viviendas de lujo, grandes mansiones, palacetes y fincas, entre otros. De hecho en 2019 supone más de un 8%”, añade Molet.

 

Y es que hoy en día un gran número de empresarios y emprendedores mayores  de 70 años en plena facultades profesionales, que lejos de jubilarse  están  desarrollando proyectos empresariales,  no quieren endeudarse ni solicitar créditos, pero necesitan liquidez. Por ello,  muchos de ellos la están obteniendo con la venta de la nuda propiedad de su casa.

 

Ventajas para el comprador o inversor

La nuda propiedad, explica Eduardo Molet, presenta importantes ventajas tanto para el comprador como para el vendedor. Para el vendedor, la principal es que puede seguir usando la propiedad y recibir el dinero de la venta al instante y de una sola vez, y todo queda escriturado ante notario. En términos económicos, la gran ventaja para el comprador es que los precios de las viviendas en nuda propiedad están por debajo de los precios de mercado, siendo una inversión muy rentable, pues cuando el usufructo finalice, tendrá una propiedad que se habrá revalorizado considerablemente. Además, la inversión tiene una dimensión social, ayuda a las personas mayores a solucionar los problemas económicos.

 

Con esta venta, los gastos también serán menores para el vendedor, ya que pasaría a pagar solamente aquellos correspondientes a los consumos ordinarios de la vivienda (agua, electricidad, gas…), mientras que el inversor se haría cargo desde ese momento del IBI y las derramas extraordinarias de la vivienda.

 

 

 

Más información en:

http://www.eduardomolet.com

http://www.blog.eduardomolet.com/

 

 

Nacido en Las Arenas (1953), Eduardo Molet es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Bilbao. Es socio fundador y presidente de Red Expertos Inmobiliarios (REI), y consultor de prestigiosas entidades financieras extranjeras y españolas. Tertuliano en programas de marketing inmobiliario en radio y televisión, también es colaborador habitual en periódicos y revistas españolas. Es perito judicial inmobiliario y miembro de consejos de administración de empresas promotoras y constructoras. Presidente de la Asociación de Comerciantes, Pequeñas y Medianas Empresas Chamberí Excelente (ACHE). Presidente del Club de Empleados de Fincas Urbanas. Además, ha sido galardonado con el Premio Estrella de Oro 2015, otorgado por el Instituto de Excelencia Profesional en reconocimiento al compromiso con la calidad y la capacidad de innovación. Es autor del libro ¡VENDIDO! ¡VENDIDO! ¡VENDIDO! Marketing de guerrilla para emprender, obra en la que recoge su dilatada experiencia en el sector inmobiliario, y en la que aporta, de forma didáctica y amena, valiosa información para emprender en el mercado de la vivienda con técnicas de marketing de guerrilla. La Asociación Europea De Economía y Competitividad le concedió en 2017 la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo, en reconocimiento a su trayectoria profesional en el sector inmobiliario.

 

 

 

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *