“Hay mucha publicidad engañosa y bombardeo de sustancias tóxicas que se venden como algo que no hace daño”

logo

El experto en nutrición Édgar Barrionuevo explica cómo comer de forma saludable evitando alimentos perjudiciales para nuestra salud

Barcelona, 8 de mayo de 2014.- La mayoría de nosotros no somos conscientes de los hábitos perjudiciales que adquirimos en la alimentación que nos afecta con el tiempo a nuestro cuerpo. Existen infinidad de sustancias en la sociedad que se venden como saludables pero que acaban por ser tóxicas. ¿Cómo detectar dichas sustancias y eliminarlas de nuestro organismo?

“El conocimiento  de los alimentos y de la cocina nos da libertad. Libertad para escoger lo que deseamos en cada momento vigilando nuestra salud”, comenta Édgar Barrionuevo, experto en nutrición de Mi Ayuno. La calidad de nuestra alimentación está intrínsecamente ligada a la calidad de nuestra salud y de nuestras vidas. “Hay mucha publicidad engañosa y bombardeo de sustancias tóxicas que en principio se pueden tomar pero se venden como algo que no hace daño”, añade Barrionuevo. Por ello, es necesario tener claro en primer lugar lo que nuestro organismo necesita, como por ejemplo, los carbohidratos para obtener energía y vitalidad, las proteínas, que construyen y reparan nuestro cuerpo, o las vitaminas, imprescindibles para los procesos metabólicos.

A pesar de conocer nuestras necesidades, la alimentación moderna nos impide cada vez más comer de forma saludable ya que se basa principalmente en el consumo de azúcares y cereales refinados, excesos de aporte calórico, comidas hipercalóricas sin alimento, grasas artificiales y aditivos químicos, o en el abuso de grasas animales saturadas, entre otros. Los responsables de Mi Ayuno nos recomiendan sustituir una serie de alimentos que consumimos a diario para obtener una alimentación más natural y saludable sin toxinas:

Sal: es recomendable sustituirla por salsa soja, miso o aliñar con hierbas aromáticas y especies. De forma puntual también podemos utilizar sal integral con hierbas.

Vinagre: se puede reemplazar por limón o por una vinagreta más natural y saludable, que se puede realizar con un ingrediente graso como el aceite de oliva, un ingrediente salado como la sal marina, uno dulce como la miel bio y uno ácido como el limón o vinagre de umeboshi.

Mantequilla, nata y margarina: sustituirlas por aguacate, aceite de oliva o tahin (salsa de sésamo).

Lácteos: se recomienda consumir yogures naturales o de soja y queso fresco.

Leche: en lugar de la leche tradicional, consumir bebidas vegetales, como por ejemplo, de soja, avellana, avena o almendra.

Fritos: se recomienda añadir el aceite en crudo después de cocinar. Cocinar al horno y comer sofritos y salteados de manera excepcional.

Azúcar: consumir mejor frutas secas, melazas, stevia o azúcar integral.

Café, cacao y té: sustituirlos por café de cereales, infusiones suaves o roiboos.

Alcohol y refrescos: recomendable optar los por licuados naturales y agua.

Proteína animal: sustituirla por proteína vegetal.

Édgar Barrionuevo apunta que el alga “chorella” es una buena opción para desintoxicar el cuerpo, un alimento que ayuda también a prevenir distintas enfermedades como la anemia o la hipertensión. Al mismo tiempo, aconseja realizarse limpiezas hepáticas y practicar ayunos para depurar el organismo.

Acerca de – http://www.miayuno.es/

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *