Crean un nuevo método para aprender inglés para niños a partir de 1 año

  • La escuela naturalKIDS propone un aprendizaje sin libros ni mesas y totalmente oral
  • Los más pequeños comparten las clases con sus padres para aprender la lengua en un entorno familiar

Sabadell, 3 de julio de 2014. ─ Ni libros, ni cuadernos, ni los CD’S con audio de siempre. El método para que los niños aprendan inglés desde pequeños que propone la escuela naturalKIDS se basa en un aprendizaje oral dentro de un entorno familiar y aprovechando el material ya existente en la vida diaria.

logo naturalKDSMediante vídeos de Youtube, canciones, películas, juegos o capítulos de dibujos, la escuela guía a los padres para que acompañen a los hijos en el inicio del aprendizaje de la lengua, utilizando material ya existente, sin la necesidad de comprar nada de material académico. Según Míriam Eslava, directora del centro ubicado en Sabadell, el objetivo es que los niños aprendan inglés desde el primer año de edad en un contexto más natural que el de las academias de idiomas clásicas.

“A mí misma, el inglés me ha servido para vivir y trabajar entre Londres y Tokio durante casi 10 años. Fue precisamente en Japón donde conocí a una nueva manera de introducir a los niños al inglés desde pequeños. Un método tan sencillo como acercarse a la nueva lengua en un entorno natural y un ambiente familiar, como lo que encuentran en casa”, explica Míriam Eslava, directora de naturalKIDS.

En naturalKIDS, los padres disponen de tres modalidades de actividad diferentes para elegir la que más se ajuste a las necesidades de su hijo. Por un lado, los niños y niñas de entre 1 y 3 años tienen programado el Natural English, basado en exponer a los pequeños al nuevo idioma a través del juego y las canciones. Para los un poco más mayores, entre 4 y 7 años están pensadas las Action Classes, donde la psicomotricidad y el inglés son los protagonistas para hacer que los niños bailen, jueguen y aprendan a la vez.

naturalKIDSA partir de un año y medio y hasta los 5 años de edad, existe el English Time, una actividad en la que los niños comparten una hora de juego en inglés con sus padres para reforzar el vínculo familiar junto con la nueva lengua.

“Resulta doblemente positivo que los más pequeños compartan la clase con los papás y mamás, ya que este acompañamiento refuerza el vínculo con la nueva lengua y además los adultos aprovechan para practicar, que es el temido último paso donde normalmente se ha quedado todo el mundo después de años y años de estudiar gramática”, asegura Eslava.

El método empleado por naturalKIDS ya ha sido reconocido desde entidades públicas como el ayuntamiento de Palau de Plegamans, que recientemente ha aprobado un proyecto con dos guarderías municipales para que sus profesoras sean formadas por los profesionales del centro.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.