¿Por qué triunfa el sector ecommerce?

basket-156835_640Las nuevas tecnologías han transformado las relaciones comerciales. El sector ecommerce está en auge en todo el mundo siendo el canal de ventas que más rápido crece en toda Europa, pero también fuera de ella. Por ejemplo, hace unos días desayunábamos con la noticia de que China había desbancado a los Estados Unidos como principal potencia del ecommerce con unas ventas de 220.000 millones en 2013. Unos datos espectaculares que demuestran como a esta tendencia le queda aún mucho recorrido por delante y todo apunta a que puede convertirse en un importante motor económico.

 
Las agencias de comunicación explican que parte de este éxito se debe a la aparición de un nuevo consumidor: el usuario móvil. Un nuevo perfil de cliente que aumentará en los próximos años y que se caracteriza por poder navegar a cualquier hora y desde cualquier lugar, por lo tanto que puede comprar siempre que le apetezca.

 
Claves
Pero el secreto del éxito de este tipo de negocio no está sólo en el perfil de sus usuarios, también reside en que es una fórmula que se adapta muy bien a cualquier tipo de empresa, sin importar su tamaño o el sector al que se dirija. Eso sí, esto no quita que sea un canal fácil, exige formación en el entorno digital y también contar con un plan de comunicación y marketing.

 
Los expertos en comunicación alertan de que muchas e-commerce arrancan sin una estrategia de negocio que les ayude a impulsar su visibilidad y por lo tanto haga crecer sus ventas, como también lamentan una falta de creatividad y cierta dejadez a la hora de gestionar sus redes sociales.

 
Pero en lo que coinciden todos los entendidos en la materia es en destacar la especialización y la internacionalización como piezas claves para el desarrollo de una ecommerce. El mundo digital ha multiplicado de forma exponencial la competencia, por lo que las empresas que quieran sobrevivir tienen que apostar por la singularidad, ofrecer aquello que no dan las otras y convertirse en imprescindibles. Sin olvidar que las plataformas online permiten ampliar el radio de actuación de una empresa y apostar por nuevos mercados a un coste reducido.

 
Lo que busca el usuario
El consumidor online tiene muy claro que lo primero que le pide a una ecommerce es un buen precio, que él ya se encargará de comparar y evaluar. En segundo lugar, mira las condiciones de entrega y los gastos que se deriven de ella, contra más facilidades ponga la empresa al cliente más fácil será que este continúe con su compra. Y en tercer lugar, llega el momento de observar la información legal para comprobar que la marca cumple con los requisitos de seguridad en los pagos y con la privacidad de datos.

 
Otro aspecto muy valorado por los consumidores online es el servicio de atención al cliente. Hay que facilitar el contacto con la marca ya sea a través de un email, número de teléfono, chat o red social, porque en estos casos el tiempo en que se tarde en solventar una duda puede ser determinante para que finalice con éxito un proceso de compra.

 
Por último, una web sencilla, fácil de usar y cómoda animará al cliente a seguir navegando y pasará lo mismo si se cuenta con un diseño atractivo y que llame la atención sobre la variedad de productos entre los que se puede elegir.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *