Las contraseñas: Una cosa del pasado

 

Si tienes un emprendimiento online, entre el momento en que te sientas frente al computador por la mañana y el momento en que lo apagas por la noche, ¿cuántas veces ingresas una contraseña para una cuenta, programa o dispositivo?

Una encuesta reciente encontró que la persona promedio tiene 27 inicios de sesión, que requieren una contraseña, y utiliza más de la mitad de ellos en un día normal de trabajo. Aquí puedes descubrir las claves para crear una empresa online.

Por lo tanto, cabe preguntarse ¿Es esta realmente la manera más cómoda y segura para manejar información confidencial? La mayoría de las personas caen en uno de los dos bandos: Tienen una contraseña que utilizan en todas las cuentas y plataformas, o tienen una contraseña diferente para cada cuenta.

Si sólo usas una contraseña, estás poniendo en riesgo todas tus cuentas ya que son vulnerables. Si utilizas contraseñas diferentes, siempre tendrás que adivinar y restablecer los códigos de acceso para iniciar sesión en cada una.

Las contraseñas en la oficina

En el entorno de la oficina, los problemas con las contraseñas conducen a mayores amenazas a la seguridad y afectan la productividad. Como resultado, el departamento técnico puede llegar a gastar cientos de horas al año tratando de resolver problemas relacionados con las contraseñas. Conoce cómo mejorar la productividad en Gananci.

Pero, ¿qué pasaría si alguien te dice que las contraseñas tradicionales son cosa del pasado? Este podría ser el caso en un futuro muy cercano. Y para un pequeño negocio o emprendimiento, los beneficios podrían ser importantes.

La contraseña tiene un defecto evidente difícil de superar: Son todo o nada.

En esencia, la protección por contraseña es una práctica de seguridad universalmente criticada por ser débil e ineficaz. Es como tener un candado en una caja fuerte. Todo lo que alguien necesita es un par de cortadores de pernos y puede tener todo lo que contiene.

Sistemas más seguros

Tiene mucho más sentido desarrollar infraestructuras que no dependan de desafíos singulares de seguridad. En su lugar, las empresas pueden girar su atención a la inversión en tecnologías que requieran medidas de identidad persistentes, tales como el reconocimiento de patrones de comportamiento.

Lee también: Un 40% de las empresas está bajo riesgo de violaciones de seguridad en sus sistemas informáticos 

Esto se refiere a  la forma en la que el usuario interactúa con los dispositivos: Cómo mantiene y utiliza el ratón, las pulsaciones de teclas, la rapidez con la que se mueve de página a página.

Estas acciones analizadas y aprendidas, con el tiempo, se interpolan a través de algoritmos para establecer un patrón único de cada usuario, y así determinar si es la misma persona que solicita acceso o es un impostor.

Métodos innovadores

En el caso de un sistema de reconocimiento de comportamiento, la seguridad puede incrementar las medidas de autenticación si las acciones del usuario no parecen alinearse con el comportamiento esperado.

También está creciendo la seguridad biométrica, en particular, el uso del reconocimiento de voz. Este tipo de software biométrico es una forma más segura de protección bancaria, porque las voces son únicas.

Cada voz tiene un conjunto de alrededor de 100 características, la mitad de ellas son características físicas, la forma de la boca y la garganta; y la otra mitad son características de comportamiento del sonido y las palabras utilizadas. Hasta el momento, es prácticamente imposible imitar una voz y engañar al sistema.

Además de la digitalización de huellas dactilares y el software de reconocimiento de voz, otras formas de seguridad biométrica incluyen el reconocimiento del iris y la detección de latidos cardíacos. Se espera que las empresas con necesidades de seguridad de alto nivel, adopten algunos de estos formatos de seguridad en un futuro muy próximo.

 

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben

 

Lea también:

Los problemas de seguridad siguen siendo el mayor obstáculo para la adopción de la nube pública 

“Estar en una nube” significa ahorro de costes

¿Preparados, listos… ya? 15 claves para despegar tu pyme a la era digital 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *