La incoherencia de querer “estar” en las redes sociales pero no valorar su importancia

word-cloud-679941_640Cuándo le preguntas a una marca porqué tiene perfil en Facebook o Twitter la mayoría no saben qué contestar y las que lo hacen acostumbran a responder algo parecido a: “porque todo el mundo tiene uno”, “es la moda” o pero aún “para vender más”. Las redes sociales son plataformas que pueden ayudar a las empresas a mejorar su visibilidad y  sobre todo a establecer una relación directa con su público objetivo, teniendo la oportunidad de conocerle mejor y poder fidelizarle. Pero puede repercutir negativamente en la reputación de una compañía si decide entrar de una forma descuidada y olvidándose de los usuarios al segundo .

 

 
Es una lástima que muchas pymes con presencia en los social media hayan adoptado una actitud de “estar por estar”,  sin una estrategia que les ayude a rentabilizar estas herramientas. En Agenciasdecomunicacion.org creemos que las marcas demuestran una gran incoherencia si por un lado destinan tiempo y recursos a estas plataformas pero luego no creen en ellas ni les dan el valor que merecen. Al no gestionar correctamente sus perfiles sociales las compañías están perdiendo una gran oportunidad para sobresalir por encima de sus competidores.

 

 
Las marcas deben entender las redes sociales como un gran escaparate que no sólo sirve para exponer sus productos o servicios, sino que permite explicar qué hace la empresa, cómo y qué opina sobre determinados temas de actualidad, porque son unas herramientas que potencian la cercanía y aumentan la credibilidad de la empresa. El problema llega cuando las empresas tienden a mirarse el ombligo todo el día, a hablar sin escuchar, a no contestar o a ignorar a los usuarios, etc.

 

 
La paradoja de los CEO’s
Quizás parte del problema sea que los directores de las empresas no son precisamente los principales impulsores de estas plataformas. Si nos fijamos en las conclusiones del estudio que ha realizado la empresa Ceo.com, sólo el 32% de los ceo’s de las 500 compañías más importantes de Estados Unidos tienen presencia en las redes sociales, siendo LinkedIn, Twitter y Facebook, las elegidas por la mayoría de ellos.

 

 
Ante estos datos queda claro que aunque de puertas para afuera las compañías quieran demostrar que son “modernas” y están al día, en realidad no siguen unas políticas digitales que les ayuden a crecer. Desde Dirección se debe dar ejemplo y demostrar que de verdad hay un interés en el mundo 2.0.

 

 
Gracias a los social media las empresas tiene la oportunidad de facilitar a trabajadores, clientes y proveedores el acceso a la información corporativa de una forma rápida y sencilla, lo que les llevará a mostrar una imagen de transparencia que les acercará a los usuarios.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.