La comunicación, un requisito indispensable para un buen líder 2.0

man-404376_1280Las cualidades tradicionales que hasta ahora se atribuían a un buen líder se han quedado ya obsoletas. En la era de los medios digitales liderar una organización implica adaptarse a la nueva realidad que imponen las nuevas formas de comunicación. Páginas web, redes sociales, blogs… el líder 2.0 debe no solo estar preparado para sacar el máximo partido de estas herramientas, sino también proyectar ante sus empleados y clientes los nuevos paradigmas que la era digital ha impuesto en el entorno profesional.

El líder 2.0 ante todo ha de estar abierto a cambios en la organización de la compañía. La rigidez y subordinación tradicionales dan paso a estructuras mucho más amplias y flexibles. En primer lugar, deberás estar atento a todas las novedades tecnológicas que puedan ayudarte a mejorar la presencia de tu empresa en los medios digitales y adaptarte rápidamente al lenguaje que estos medios utilizan. Asimismo también es aconsejable estar abierto a las posibles sinergias o relaciones de cooperación que consigas establecer con otras empresas que puedan complementar y ayudarte en tu actividad.

Un buen líder 2.0 escucha y participa en la red, aportando contenidos, respondiendo a las quejas o sugerencias de sus clientes de manera rápida y efectiva. Además en tu empresa deberás implementar los nuevos valores sociales 2.0: honestidad, respeto, humildad, generosidad, reciprocidad y colaboración. Mientras que tu marca debe ser sinónimo en tu sector de sostenibilidad, cercanía y simplicidad.

Respecto a tus empleados, olvídate de centralizar en tu figura todas las decisiones y procesos, el nuevo líder 2.0 ha de impulsar la colaboración del resto de trabajadores a través de una jerarquía democrática y participativa. Una jerarquía que permita el outsourcing de servicios, la externalización de posiciones y también la flexibilidad en la organización del trabajo.

A nivel personal, el líder 2.0 ha de ofrecer un elevado grado de empatía, apoyar los cambios, mostrar ante sus empleados un carisma basado en su influencia no en el poder, ser siempre altamente colaborativo, fomentar en todo momento la transparencia, identificar el talento, potenciar el desarrollo de sus colaboradores… En definitiva transmitir inspiración y pasión!

Si quieres formarte cómo uno de esos líderes de los que hablamos o quieres contarnos lo que te apetezca, puedes dejarnos un comentario o rellenar este formulario y nosotros te llamamos. ¡Más fácil no te lo podemos poner!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *