Invertir en comunicación digital aporta mucho más que ventas

Flickr de SEOPlanter

Flickr de SEOPlanter

Las reglas del mercado se han roto con la llegada del mundo digital. Ahora el consumidor tiene una mayor participación e influencia en la reputación de una marca. Un nuevo rol que ha hecho que las empresas dejen de mirarse el ombligo y empiecen a escuchar.

El cliente 2.0 es mucho más crítico, cuenta con multitud de fuentes de información y además con el poder de dirigirse a una marca de tú a tú. Esto le supone un papel importante en la percepción que de una empresa tienen otros usuarios. Las agencias de comunicación lo tienen claro, ahora más que nunca el consumidor es co-creador de la imagen de una compañía.

Por todo esto es muy importante que las empresas se tomen en cuenta su comunicación, dentro y fuera de la red, y que diseñen estrategias que vayan más allá de la captación de clientes.

Crear vínculos

Son muchas las marcas que al apostar por la comunicación piensan que en un corto plazo de tiempo lo que conseguirán es incrementar sus ventas. Esto no es del todo real. Diseñar un buen plan de comunicación te llevará como objetivo final a sumar clientes, pero son muchos más los atributos que se pueden ganar en el proceso. Un camino que puede ser más o menos largo, pero nunca corto.

A través de la comunicación una marca puede crear una comunidad de usuarios, un proceso que requiere dedicación y constancia pero que logra lo más ansiado: fidelizar.

Redes sociales

Los social media han resultado ser de gran ayuda para las marcas a la hora de ponerse en contacto con sus clientes. Y no nos referimos a la típica relación comprador-vendedor, sino a una basada en informar al cliente, en la que se intercambian impresiones, se diseñan promociones a medida y se posiciona la marca.

En este aspecto la figura del community manager es esencial, ya que es el encargado de dar voz en la red a una empresa. Una persona que no sólo tiene que conocer al dedillo la filosofía y los valores de la marca que representa, sino tener la suficiente paciencia y mano izquierda para recibir críticas y gestionarlas de forma eficaz para reducirlas.

Un experto en redes sociales tiene que saber escuchar y localizar al segundo todo lo que se comenta en la red sobre su empresa. Para ello existen muchos sistemas de monitorización que además le pueden ayudar a analizar los resultados de sus acciones online.

El community manager tiene que saber fomentar la participación entre los usuarios, sea cuál sea su perfil social, su edad o condición, además tiene que generar expectativas sobre la marca y, en definitiva, lograr que el cliente se “enganche” a la empresa. Igual de importante es su labor de detectar quiénes son los perfiles más influentes del sector y lograr sumarlos a su bando. Los prescriptores son oro para las empresas.

Estar al día sobre las novedades del sector y compartirlas, no sólo servirá para tener informados a los usuarios sino que aportará valor añadido a la imagen online de la marca. Por otro lado, también se puede utilizar las redes sociales como plataforma para difundir las campañas tradicionales de publicidad o viralizar los impactos mediáticos que logra la empresa.

Salir en los medios de comunicación, lograr que bloggers de referencia hablen de tu marca son algunos de los resultados que obtendrás al apostar por la comunicación, pero como has visto también mejorarás tu posicionamiento versus la competencia, incrementarás tu visibilidad y notoriedad y todo este proceso con el paso del tiempo te llevará a vender más, seguro.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *