El reto del community manager: conocer a su empresa al 100%

man-358816_640La figura del community manager se está convirtiendo en un imprescindible para todo tipo de empresas, ya sea un B2B, una pyme, una startup o una multinacional. Todas las marcas necesitan cuidar su reputación digital y las diferencias las encontraremos en la forma de trabajar esta estrategia. Porque todas las compañías deben establecer un plan de social media, lo que no quiere decir que todas vayan a acabar teniendo perfiles activos en las redes sociales más conocidas.

 
El community manager será el responsable de dirigir el departamento de social media de una marca pero lo hará sólo, contará y tendrá que coordinarse con los especialistas en SEO y programación y con los expertos en marketing y comunicación. Porque el gran reto de este perfil es contar con unos conocimientos muy amplios sobre todo lo que rodea a la imagen de marca de una compañía, es un profesional multitarea que a veces forma parte de la plantilla y otras es una agencia de comunicación externa. Sea como sea su trabajo se centraría en estos ejes:

 
•    Crear y gestionar los perfiles sociales, foros y blogs corporativos  de forma uniforme y reflejando el espíritu de la marca.
•    Aportar contenidos de valor
•    Responder a las preguntas de los usuarios
•    Detectar a los posibles influencers
•    Fomentar el diálogo
•    Escuchar a los usuarios para detectar tendencias, preocupaciones, necesidades o quejas
•    Observar qué hace la competencia y estudiar sus resultados
•    Monitorizar sus acciones y valorar sus resultados
•    Estar al corriente de las nuevas tecnologías que puedan surgir que faciliten y hagan más eficiente su trabajo

 

Una relación de acciones que sin duda requieren de una formación en comunicación y de una importante inversión de tiempo, porque para conseguir crear una comunidad de usuarios fieles a una marca se necesita mucha constancia y buenas prácticas.
No obstante, un community manager no sólo limita sus actuaciones al terreno online, también tiene que saber unirlas con las actividades offline que organice la empresa, ya sean eventos, ruedas de prensa, conferencias o encuentros, todo tiene que ser anunciado, seguido y comentado desde los espacios digitales que posee la marca. Porque es muy importante que las estrategias corporativas se diseñen pensando en la realidad física y la 2.0.

 
Por último recordar que aunque a los expertos en social media se les exija sumar el mayor número de seguidores posible, su labor no debe centrarse tanto en la cantidad como en la calidad de estos followers. Es preferible 20 contactos influyentes para nuestro sector que 500 que no sepan ni qué hace nuestra marca, ni les interese saberlo.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.