Cualidades que no le deben faltar a tu community manager

imac-606765_640El principal rasgo que has de buscar en un experto en social media es que lo sea. No valen becarios, ni un vecino, ni un sobrino por mucho que dominen las redes sociales. Tiene que ser una persona que conozca el funcionamiento de estas plataformas y cómo sacarles rendimiento, que sepa qué herramientas utilizar y cuáles le convienen a más tu negocio. Además debe de ser un individuo capaz de hacer una inmersión total en tu empresa y entender perfectamente su funcionamiento y el de su mercado.

 

 
Un community manager no sólo debe tener los cinco sentidos puestos en la marca a la que representa, también tienen que seguir muy de cerca los movimientos de la competencia para averiguar qué estrategias les funcionan y cuáles no. La observación del mercado es un punto muy importante en la creación de un plan de social media.

 

 
Si tuviéramos que hacer una lista de virtudes en Agenciasdecomunicacion.org destacaríamos tres: sentido común, formación en social media y empatía. La primera característica es bastante evidente y nos salvará en más de una ocasión de caer en una crisis de reputación online, porque en internet todo va muy rápido y hay que tener sangre fría para poder frenar y pararse a reflexionar. Respecto a la formación, las encuestas demuestran que más del 90% de las personas que se dedican a gestionar perfiles sociales no están cualificadas para estos puestos, por lo que no consiguen buenos resultados ni se preocupan por reciclarse y formarse en esta materia. Y por último, un community manager empático conectará con los usuarios, entenderá sus quejas, detectará sus necesidades y responderá mejor a sus preguntas.

 

 
El responsable de gestionar los perfiles corporativos no es una pieza más de la compañía, es un elemento vertebrador que debe estar en contacto constante con el resto de departamentos, sólo así podrá vehicular mejor las preguntas que les hagan los usuarios y será más rápido en sus gestiones. Algo muy importante porque hablar de internet es hablar de inmediatez.

 

 
Algunos dirán que un toque de creatividad nunca viene mal a un  community manager y es cierto, en las redes hay que destacar e impactar si queremos que los usuarios recuerden nuestra marca y se interesen por ella. Pero tampoco podemos olvidar que para que esta originalidad dé sus frutos el experto debe conocer perfectamente a quién se está dirigiendo y qué quiere su público y eso sólo lo logrará si lo escucha. El diálogo es el motor de toda red social y el community manager tiene que ser capaz de generarlo y mantenerlo, aportando contenidos de valor, lo más personalizados posibles y alejarse de adoptar una actitud abiertamente comercial.

 

 
En las redes siempre hay que dar la imagen de proactividad y positivismo, nada de alimentar egos, ni contar mentiras para esconder errores. Hay que tener la mente abierta y estar dispuesto a aprender de los usuarios, es una relación bidireccional dónde ambas partes tienen mucho qué decir y escuchar. ¿Parece fácil verdad? Pues en realidad no lo es, ser un buen community manager requiere de conocimientos, tiempo y dedicación.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *