La importancia del espacio en la celebración de eventos corporativos

 

¿Qué tienen en común una pyme, una startup o una multinacional? En esencia que todos necesitan crear marca, dotarla de credibilidad y darle visibilidad para posicionarse en el mercado y ser competitivos. Para lograr todos estos objetivos es imprescindible contar con una estrategia de comunicación, independientemente del tamaño de la compañía. Todas las empresas para tener éxito deben fijarse unos objetivos y adoptar las herramientas de branding ideales para alcanzarlos. En Agenciasdecomunicacion.org creemos que una de las mejores formas de darse a conocer, crear imagen de marca y atraer a nuevos clientes o partners es apostar por los eventos corporativos.

En el diseño de un evento, una de las primeras decisiones que hay que tomar pasa por decidir dónde se celebrará. El espacio que ocupará el encuentro es de vital importancia ya que si erramos puede llevarnos al fracaso. Imagina un lugar mal comunicado o señalizado que haga que la mitad de los asistentes se pierdan o lleguen tarde; o una sala demasiado pequeña en la que uno no se pueda mover cómodamente o por el contrario si es demasiado grande puede quedar desangelada.

La elección no es fácil y si se buscan espacios abiertos a veces la decoración y el tiempo puede hacernos dudar. Una buena idea es contar con una carpa que decore y que de cobijo. En caso de lluvia o frío, el mercado ofrece diversas opciones como el alquiler de carpas Röder. Muchas veces se buscan espacios singulares los cuales son difíciles de encontrar pero teniendo un gran espacio abierto y contando con los proveedores adecuados se pueden crear verdaderas maravillas para sorprender a los más exigentes invitados.

Comunicación interna

La organización de estos encuentros no sólo debe buscar la proyección de la empresa fuera de sus muros, sino que también puede ser de gran ayuda para reforzar la comunicación interna y fomentar la unión entre trabajadores, siendo la excusa perfecta para que todos los miembros de la compañía se reúnan en un mismo lugar y compartan objetivos, dificultades e información.

Asimismo, es aconsejable cuando se lanza un nuevo producto presentarlo primero a directivos y empleados. Si optamos por un evento de este tipo, además del espacio de la “fiesta”, necesitaríamos un espacio de almacenamiento para el producto. En este sentido únicamente los recitos feriales están preparados pero es una opción difícil de conseguir ya que los ayuntamientos suelen tenerlos reservados para congresos, ferias y encuentros internacionales. Una buena solución es contar con el alquiler de naves industriales que son como grandes carpas para el almacenamiento de mercancías.

También se puede dar el caso de querer celebrar un encuentro más íntimo o simplemente que se trate de una empresa pequeña que quiera reunirse con sus clientes y entonces cualquier hotel, museo o restaurante con encanto nos serviría.

Como veis, existen muchos tipos de eventos y, por lo tanto, cualquier espacio es válido para acogerlos. Por ello, lo primordial es tener claro qué se quiere conseguir con el encuentro y una vez tenemos la meta clara, buscar el lugar y la fecha ideal. Luego ya vendrá todo lo demás: elegir la decoración, el sonido, la iluminación, diseñar las invitaciones, convocar a los medios de comunicación y en la era 2.0 no podemos olvidarnos de crear una estrategia digital para que el evento ¡no pase desapercibido en las redes sociales!

 

Lea además:

Los eventos corporativos como herramientas de comunicación interna y externa

¿Cómo han evolucionado los eventos corporativos?

Eventos y twitter, un tándem que aumentará la visibilidad de tu marca

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *