Eventos y twitter, un tándem que aumentará la visibilidad de tu marca

mascot-48563_640Con la crisis las empresas han ido reduciendo gastos y con ellos la organización de eventos y su participación en ferias y congresos. Eran la guinda de todo plan de comunicación porque sacaban a pasear a las marcas, dotándolas de notoriedad y ayudándolas a posicionarse mejor en el mercado. No obstante, gracias a las redes sociales las compañía pueden sacar más provecho a este tipo de acciones y compensar la inversión que requieren.

 
Las agencias de comunicación coinciden en señalar a Twitter como la plataforma social por excelencia para dar impulso a cualquier evento o celebración. La clave está en conseguir el mayor número de seguidores, porque está es la cifra que aportará valor al encuentro.

 
Primeros pasos
Cada evento es diferente por ello hay que tener muy claro qué se va a presentar, qué mensajes se van a comunicar y a quién. En función de estos parámetros habrá que escoger las plataformas más adecuadas para darle difusión con antelación: anuncios, panfletos publicitarios, medios de comunicación, etc. Y lo mismo habrá que hacer respecto a las redes sociales que nos ayudarán a narrar en directo la celebración. En el caso de Twitter es clave hacer una buena selección del hashtag que utilizaremos.

 
Sobre qué datos previos ofrecer para captar audiencia, las agencias de comunicación lo tienen claro: hay que hacer una lista de aspectos importantes, seleccionar unos cuántos e irlos dosificando. Nada de ofrecerlos todos porque restaríamos interés al encuentro. Además no hay que olvidarse de ir recordando dónde y cuándo se celebrará el acto.

 
El día D
No podemos olvidar que durante todo el evento se tiene que ir animando a los asistentes a participar en las redes sociales. Incluso se pueden poner pantallas en la sala en las que se vayan reproduciendo los tuits recibidos, una técnica que provoca un efecto contagio y fomenta la interacción. Hay que ser consciente que si en el timeline sólo se ve actividad por parte de los organizadores, el encuentro pierde credibilidad y poder de impacto.

 
La principal tarea de un community manager en un acto es narrar todo lo que está sucediendo, por ello es conveniente que con anterioridad los ponentes le hayan hecho llegar una copia de su discurso para que pueda ir extrayendo las principales conclusiones e ir programándolas. Esto le permitirá al gestor poder invertir tiempo en su segunda tarea más importante: escuchar, porque va a tener que estar atento para agradecer las aportaciones del público, retuitear y mencionar a los asistentes.

 
Post evento
Una acción comunicativa de estas características no acaba cuando se apaga el micrófono. Es en ese punto cuándo empieza la segunda fase del proceso: la de la evaluación de resultados. Las empresas tienen que asegurarse de monitorizar toda la actividad que generan en las redes sociales cuando organizan un evento. Estudiar las métricas les ayudará a verificar el impacto y la repercusión conseguida.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.