Cinco imprescindible para una beneficiosa relación entre marca e influencers

 

La calidad se valora más que la cantidad, la importancia de la conversión

 

La línea de comunicación de los influencers o prescriptores que surgió con la aparición de las redes sociales sigue consolidándose y ya es imprescindible en toda estrategia de marketing o posicionamiento de marca, especialmente en sectores como la moda o la belleza. Básicamente, un influencer es una persona con gran presencia y credibilidad en redes sociales que a veces están especializados en un sector concreto.

No obstante, su papel en la comunicación empresarial ha ido cambiando y también las preferencias de las marcas. Pues mientras hace unos años las firmas se fijaban en el número de seguidores del perfil o de likes en las publicaciones, ahora prefieren comunidades más pequeñas y enfocadas en temas muy concretos que se conviertan en ventas.

 

Estas son 5 claves para que la relación marca-influencers sea beneficiosa por ambas partes:

 

Valorar el papel del prescriptor.

El trabajo con incluencers no es publicitario, es decir, hay que huir de como marca te pago y dices lo que yo quiero. ¡Esto no es un anuncio! Los seguidores de prescriptores valoran la sinceridad por lo que si la marca “obliga” al influencer a decir algo concreto la publicación pierde credibilidad. Como empresa, debes conquistarles con tus productos o servicio, haz que se enamoren de ti para que para que ellos se sientan bien con la experiencia y decidan compartirlo.

Relaciones largas.

Si decidimos trabajar con uno o varios influencers, hay que integrarlo en el equipo y contar con él/ella o ellos para todo lo que organicemos como marca o empresa. Es indispensable tener un contacto cercano y hacerles sentir especial. No vale con enviarles el producto o darles gratis el servicio y si te vi no me acuerdo, la relación debe ser muy personalizada y de AMOR.

 

Lee también: El futuro y presente de los influencers este 2019

 

Distinguir entre popularidad e influencia.

No siempre los personajes más populares son los más influyentes. Hay perfiles con miles de seguidores y que consiguen decenas de interacciones pero no se convierten en compras. La comunicación a través de incluencers debe dirigirse a una audiencia muy segmentada que realmente pueda comprar nuestro producto o contratar nuestro servicio.

Dónde está el perfil ubicado.

Hay que fijarse en la plataforma, el tema y el momento y analizar si ahí está nuestro público objetivo. Hay que identificar a quién nos queremos dirigir, cuándo van a estar más abiertos a nuevas informaciones y qué red social es la más adecuada para nuestro mensaje.

Mensaje personalizado.

Aunque nuestro abanico sea amplio y trabajemos con varios influencers no podemos ofrecerles a todos lo mismo ni las mismas herramientas. Para que sea creíble debemos adaptar nuestro producto/servicio a cada uno de ellos y ofrecerle aquello que más se adapta a su forma de ser, perfil, público, actividad, etc. Ellos controlan la opinión de cada publicación, como marca sólo tenemos que ofrecerles una experiencia satisfactoria.

 

Desde  hace una década, la relación con los influencers y prescriptores se ha convertido en un reto para marcas y expertos en comunicación. Las estrategias para llegar hasta ellos han ido evolucionando y la actividad profesionalizándose, algunos expertos califican esta relación como co-branding.

 

 

Lee además:
¿Por qué las empresas necesitan estar en las redes sociales?
El influencer, un líder de opinión al que las marcas quieren llegar
Tipos de influencers: ¿Cuál te interesa?

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *