Las crisis obliga a las agencias de comunicación a diversificar sus servicios

Pixabay_Geralt

Pixabay_Geralt

La crisis está llevando a muchos sectores a reinventarse y las agencias de comunicación no son una excepción. Muchas de ellas se han visto obligadas a diversificar su cartera de servicios apostando por clientes más pequeños como pymes o startups para poder hacer frente a la caída de la demanda y lograr reconquistar a clientes.

En Agenciasdecomunicacion.org hemos visto como algunas de nuestras entidades asociadas ampliaban sus servicios con el objetivo de frenar la crisis y reforzar su imagen.

Si bien antes el servicio estrella de una agencia de comunicación era el Gabinete de Prensa, ahora es la figura del Community Manager la que se está convirtiendo en un elemento indispensable para la gestión de cualquier empresa. Las marcas tienen claro que ahora toca apostar por el mundo 2.0 y por eso están empezando a dejar de lado la redacción de notas de prensa o la organización de ruedas de prensa en pro de la gestión de las redes sociales.

El auge de la comunicación 2.0

La caída del consumo está impulsando la popularidad de los medios online, incluyendo a los bloggers, mientras que los medios más tradicionales están empezando a perder la confianza de algunas marcas, que prefieren aumentar su visibilidad mediática en la red.

A nuestro portal están llegando solicitudes de empresas interesadas en contratar a una agencia de comunicación para que sólo se ocupe de su presencia online, quieren salir principalmente en medios digitales y les da igual si consiguen impactos o no en tele, radio o prensa en general. Algo que hace unos años era impensable pero que ahora se está dando.

Incluso algunas empresas están estancando o reduciendo sus presupuestos en comunicación offline, mientras que el terreno digital se está llevando el grueso de su inversión.

Adaptarse es la clave

Agenciasdecomunicacion.org hemos notado como las agencias de comunicación están sabiendo evolucionar en el mercado y ya ofrecen a sus clientes servicios que responden a sus necesidades actuales como son la gestión de su reputación online, el servicio de community manager o el posicionamiento orgánico en buscadores, los conocidos SEM y SEO.

Pero los cambios no acaban aquí, porque también hemos detectado una nueva tendencia: ahora las agencias están empezando a considerar las pymes, startups o emprendedores como clientes potenciales, descubriendo así un nuevo nicho de mercado al que hasta ahora parecía vetado para la comunicación.

Un nuevo perfil de cliente que está obligando a las agencias de comunicación a rebajar sus tarifas y ser más flexibles ante las necesidades del nuevo sector al que se dirigen. Un reflejo de que la tarta del negocio se ha reducido y que si se quiere plantar cara a la crisis toca reinventarse, innovar y  abrirse a nuevos mercados.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.