La Era Digital invade el negocio tradicional

 

La Era Digital invade el negocio tradicionalLa Era Digital ha convertido al cliente en el centro del negocio y se ha convertido en la parte más importante y fundamental. Todos tenemos en mente el lema “el cliente siempre lleva la razón” pero ahora esa frase ha dado un paso más y el cliente, además de llevar la razón, es el centro de la empresa y en torno a sus necesidades se diseña el producto o servicio. Esta transformación de las empresas viene potenciada por el uso de las nuevas tecnologías e internet.

Posicionamiento, visibilidad y notoriedad de marca o branding se han convertido en imprescindibles para cualquier tipo de empresa, también para las más tradicionales. Para potenciar estos 3 ámbitos de la comunicación es necesario estar en el mundo digital independientemente del tamaño de la empresa, su público objetivo o su presupuesto.

Posicionar nuestra marca en un sector y que se convierta en un referente dentro de un área o una localización es un objetivo que cada día toma más valor dentro de las empresas. Eso de que la marca se convierta en el “nombre genérico” como ha pasado con Kleenex o Fairy es el top al que aspira una empresa en el posicionamiento.

Con la digitalización, la visibilidad de la marca debe hacerse tanto off como on line. Debemos mantenernos en la mente de los posibles clientes para cuando necesiten nuestros productos o servicios se acuerden de nuestra empresa y no de la competencia. Para estar en la mente de todos hay que trabajar desde el blog corporativo hasta las notas de prensa pasando por las redes sociales.

La notoriedad de marca o branding comienza por contar con un buen nombre para nuestra marca y fácil de recordar, tener un logo atractivo y reconocible y apostar por una imagen corporativa fácil de recordar e identificar. No obstante, para que esto se cumpla no vale con un buen diseño, también hay que comunicar el objetivo es asociar la marca con mensajes positivos.

Actualmente, la experiencia del cliente debe ser completa y se extiende más allá del momento de compra o de la contratación del servicio. La relación de la empresa-consumidor comienza cuando la busca en internet, de ahí que sea tan importante contar con una buena web corporativa, y sigue después de la compra, normalmente a través de redes sociales, blog corporativo o newletter.

La digitalización de las empresas se incrementa cada año y los negocios tradicionales se han visto obligados a aumentar su presencia online. Hasta la tienda de la esquina ha tenido peticiones de los clientes para estar en alguna red social o le han preguntado alguna vez por su web o correo electrónico. En Agenciasdecomunicacion.org trabajamos ayudando a las empresas a sumarse a la digitalización asesorándolas de forma gratuita y presentándoles el mercado de la comunicación en el que cada día se ofrece un abanico más amplio de servicios.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *