Ha nacido el periodista emprendedor

macbook-577758_640La crisis, y no halamos sólo de la económica sino también de la de valores, hace años que lleva instalada en el mundo del periodismo, dejando tras de sí: contratos precarios, horarios extremadamente largos, sueldos paupérrimos y falta de desconfianza. Un escenario lleno de  retos a los que los profesionales de la comunicación tienen que plantar cara, pero además con el hándicap que con la llegada de los social media su papel como informadores ha empezado a ser cuestionado y, para algunos, a perder valor.

 

 
Una situación nada halagüeña en el que ha surgido una nueva figura: la del periodista emprendedor. La situación económica y el descrédito social han llevado a estos profesionales a lanzarse al mundo de los negocios. Así que en los últimos tiempos hemos visto nacer medios de comunicación digitales especializados por sectores o agencias de comunicación orientadas en exclusiva al mundo pyme y emprendedor.

 

 
El periodista, como buen observador de la realidad que nos rodea, se ha dado cuenta de la existencia de ciertas necesidades informativas a las que ahora quiere dar servicio, por ejemplo ha detectado que existe un nicho importante de pequeñas empresas que nunca han cuidado su imagen corporativa y que necesitan ayuda para ganar notoriedad y sobre todo visibilidad en el entorno social media. Unas compañías a las que se está dirigiendo para ayudarles de una forma muy personalizada, adaptando precios pero también aportando valor a la profesión de periodista corporativo.

 

 
A su favor estos profesionales tienen que saben escuchar, por lo que les es más fácil presentar propuestas que encajen con las necesidades y demandas del mercado. Conocer y entender a las audiencias es un requisito indispensable para todo aquel que quiera emprender un nuevo negocio, porque este conocimiento evitará errores y ayudará a diseñar acciones de éxito.

 

 
Casi todo el mundo coindice en destacar que en el territorio 2.0 el contenido es la base de cualquier estrategia de comunicación, partiendo de esta premisa nadie puede negar que un periodista es un experto en contar historias de una forma clara, interesante y cercana, eso sin olvidar que su firma posee una carga “de verdad” que hace que el lector no desconfíe de sus palabras.

 

 
Todo emprendedor debe hacer un estudio de mercado previo para verificar la viabilidad de su propuesta, en este caso un periodista sabe perfectamente qué investigar, dónde, a quién preguntar y cómo conseguir los recursos que necesita para obtener una conclusiones útiles.

 
Emprendedor 2.0
La diversidad de canales comunicativos que existen en la actualidad permiten a los periodistas ampliar su difusión, lo que les llevará a reformar su imagen de marca personal y también a aumentar el conocimiento sobre lo que ocurre en la realidad. Las redes son unas plataformas excelentes para que el profesional de la comunicación consiga que sus contenidos lleguen más allá de los medios habituales.

 

 
No obstante, las herramientas sociales requieren de un aprendizaje constante y de unos conocimientos gráficos si de verdad se quieren realizar acciones virales, porque los contenidos que mejor se comparten son aquellos en los que la información escrita viene acompañada de fotografías, vídeos, gifs, etc.

 

 
En resumen, el periodismo se está adaptando al nuevo escenario mediático, ganando flexibilidad y control sobre su trabajo, pero también ayudando a crear nuevos puestos de trabajo y nuevas iniciativas que acerquen la comunicación a nichos en los que antes se creía vetada.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.