El evento como herramienta de comunicación

Para lograr que un evento sea una herramienta de marketing eficaz y que consiga los fines deseados es importante tener en cuenta unas pautas que ayudarán a que la organización del evento sea la óptima. Asimismo, hay otros elementos clave a considerar para que un evento se desarrolle con éxito.

En primer lugar, presentamos los puntos clave a seguir en la planificación:

– Definir los objetivos del evento.

– La creatividad debe estar al servicio del objeto y de la estrategia.

– La creatividad está en la personalización siempre que sea coherente con el mensaje.

– Debe transmitir sensaciones positivas y despertar emoción.

– Justificar el evento.

– Atrapar al público.

– Hacer un buen plan de comunicación.

– Definir, planificar, preveer, programar, valorar los riesgos y hacer el seguimiento.

– Los objetivos deben ser medibles y alcanzables.

– Cuidar los detalles.

– No olvidar la fase del post evento.

Además, para que un evento se desarrolle con el éxito deseado existen otros factores como los distintos apoyos de colaboración con otras áreas. Hay tres elementos alrededor de los cuales se establece la estrategia de planificación: la sede, los organizadores y los patrocinadores (en el caso de que se precisen).

La organización de eventos tiene como misión el cumplimiento de los objetivos establecidos y de los requisitos estipulados con anterioridad en el plan de comunicación. Todos los eventos tienen una causa o justificación por la cual se celebran. Dentro de los diferentes tipos de objetivos que una empresa se plantea a la hora de realizar un evento se encuentran:

– Educativo

– Informativo

– Motivacional

– Posicionamiento de una marca, producto o servicio

– Social

– Cultural

Share