Lo que una agencia de comunicación puede hacer por una pyme

magnifying-glass-64267_640Cuando le hablamos a una pyme del potencial que está perdiendo por no hacer comunicación, la mayoría de las veces nos topamos con la misma respuesta: “eso es para las grandes”, “no tengo dinero para salir en la tele” o “las redes sociales ya me las gestiona mi sobrino”.

 
Unas respuestas que se alejan mucho de la realidad y que hacen perder competitividad a muchas de nuestras pequeñas y medianas empresas, que por otro lado son el motor de nuestra economía al representar más del 97% del tejido empresarial español.

 
En este punto queda claro que existe una necesidad de asesoramiento en comunicación. Lo primero que hay que aclarar es que no estamos hablando de un “lujo” que sólo las grandes compañías puedan permitirse, porque toda comunicación puede adaptarse y hacerse a medida de las necesidades y presupuestos de las compañías. La clave está en detectar qué no está funcionando o se está haciendo mal, fijar unos objetivos y establecer prioridades.

 
En este aspecto existen agencias de comunicación especialistas en el mundo pyme que entienden sus necesidades y saben aportar soluciones que aporten valor añadido a la empresa sin que ello tenga que dejar vacío su bolsillo. Lo que no se puede hacer es querer tener mucha visibilidad sin poner en marcha ninguna acción o invirtiendo cero.

 
En comunicación lo más importante es ir haciendo ruido de forma continuada, aunque sea en pequeñas dosis. El silencio es lo que aleja  a las marcas de sus clientes potenciales.

 
Visión 360º
El primer paso que realiza una agencia de comunicación es investigar sobre su cliente: qué hace, cómo, a quién se dirige, cómo la valoran los clientes, quiénes son sus competidores, cuáles son sus puntos fuertes y débiles, qué acciones comunicativas ha realizado en el pasado, etc.

 
Con toda esta información ya se puede planificar una estrategia de comunicación, marcando en un calendario las prioridades y adaptándose al presupuesto disponible.  Este proceso permitirá al experto tener una visión de 360ª sobre la marca y su entorno y le será más fácil explicar a la pyme dónde está fallando, por qué y cómo solucionarlo.

 
Fijar objetivos
Todas las acciones a realizar tienen que tener como denominador común un mismo objetivo. No se puede improvisar y todo tiene que estar pautado. Por ejemplo si vamos a lanzar una web de moda habrá que establecer si atacamos a todos los medios por igual o si nos decantamos primero por una acción personalizada entres las bloggeras del sector.

 
La planificación es lo que garantiza que optimizaremos la inversión realizada. Además nos dará margen para poder actuar ante determinadas situaciones sorpresa y darles respuesta sin acabar desencadenando una crisis de imagen.

 
Medición de la efectividad
En social media muchos piensan que lo más importante es lograr que un gran número de personas hablen de una marca, pero no es del todo así. La notoriedad es sinónimo de éxito pero este triunfo gana valor si proviene de voces expertas. Toda empresa debe tener controlados a sus prescriptores y lucha por tener embajadores, tanto entre nuestros clientes como entre sus trabajadores.

 
Las agencias de comunicación cuentan con expertos en medición de resultados que elaboran informes sobre la repercusión que consiguen sus acciones. La comunicación es una carrera de larga distancia y lanzar una marca y posicionarla no es algo que se consiga de la noche a la mañana, por eso es conveniente estudiar el efecto que tienen cada uno de los planes que se ejecutan.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *