El futuro del periodismo es móvil

smartphone-459334_640La audiencia digital no para de crecer año tras año y el aumento más destacado se produce en el tráfico móvil. Los medios de comunicación son conscientes de este cambio de paradigma y ya están empezando a modificar sus redacciones y métodos de trabajo para dar una respuesta de calidad a la demanda online de contenidos.

 

 
Si bien es cierto que los medios tradicionales, con la televisión a la cabeza, siguen siendo las plataformas preferidas por los ciudadanos a la hora de informarse sobre lo que ocurre en la actualidad, también lo es que el auge de los dispositivos móviles ha disparado el número de personas que se conectan a las versiones digitales de estos medios. De ahí, que no haya duda de la necesidad de empezar a trabajar para adaptar estas plataformas a la nueva realidad móvil.

 

 
Esta nueva situación está obligando a los periodistas a formarse en materia de programación, así como también se ha provocado la creación de nuevos puestos de trabajo que consisten en vigilar todo aquello que pasa en la red con el fin de detectar nuevas noticias, estar informado al minuto de cualquier novedad o captar nuevas fuentes informativas. Un esfuerzo que no se realiza sólo de 9 a 18h, porque es fuera de los horarios laborales dónde estas conversaciones cobran más fuerza.

 

 
No obstante, hay que tener cuidado y no creerse a pies juntillas todo lo que circula por la red porque es un terreno dónde los rumores campan a sus anchas. En Agenciasdecomunicacion.org tenemos claro que el espíritu crítico y la responsabilidad del periodista deben prevalecer por mucho que los canales de comunicación y hábitos de consumo varíen.

 

 
Los ciudadanos también deben aprender a poner en cuarentena todo lo que leen en internet y a no dejarse llevar por el ansia de obtener respuestas de forma inmediata, porque estamos hablando de un canal en el que mentir o dar datos de forma anónima es muy fácil. Pero ante determinadas noticias es preferible acudir a fuentes reconocidas como son los medios de comunicación, porque previamente los periodistas ya habrán hecho el trabajo de investigar y corroborar ciertas informaciones, dotándolas de credibilidad con su firma.

 

 
Pero este nuevo escenario no sólo ha supuesto un desafío para diarios, revistas, radios o televisiones, sino también para todos los que trabajan en el mundo de la comunicación corporativa y que día tras día deben centrar sus esfuerzos en averiguar qué quieren los medios para adaptar sus informaciones a ellos.

 

 
La revolución móvil también obliga a las agencias de comunicación a crear contenidos pensando en el usuario y no sólo en la audiencia tradicional. De ahí que la mayoría de agencias hayan creado sus propios departamentos digitales, en los que se dedica una buena parte del tiempo a investigar el mercado y ver qué es lo que más le gusta al lector online para luego adaptarse a ello. Por ejemplo, hace unos años la nota de prensa se enviaba acompañada de fotografías pero ahora se incluyen vídeo, gráficos, gifs, infografías, en un intento de captar la atención del periodista y, por supuesto, para facilitar su trabajo.

 

 
Muchos cambios pero necesarios si se quiere dar respuesta a una sociedad que está conectada todos los días del año a cualquier hora y desde cualquier lugar. Los expertos en comunicación han tenido que eliminar del centro de su estrategia el producto y situar al consumidor conectado.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.