¿Cuáles son las quejas más habituales que reciben las agencias de comunicación?

checklist-41335_960_720Es bastante habitual que exista una cierta rotación dentro del mundo de la comunicación. Ya sea porque las marcas buscan ideas nuevas,  porque no terminan de encajar con sus gabinetes de prensa o porque el tema presupuestario les obliga, pero lo cierto es que acaban cambiando de agencia de comunicación cada 2 o 3 años . Por ello en Agenciasdecomunicacion.org hemos querido enumerar las principales razones que dan las pymes a la hora de justificar un cambio de proveedor:

 

 

•    No estaban enamorados del proyecto. Para un emprendedor su agencia debe de ir más allá de conocer su sector y entender qué hacen. Necesitan ver una implicación emocional como la que sienten ellos por su empresa. Por ejemplo, una firma de moda colorista, fresca y jovial no entendería nunca que su agencia de comunicación fuera comedida en sus propuestas, que no se arriesgara o que vistiera con traje y corbata gris, como tampoco entendería una cadena de heladerías que a su consultor no le  gustaran los helados. Puede parecer una obviedad pero casos así se dan habitualmente y suelen ser una de las principales causas que propician el despego entre agencia y cliente.
•    Falta de asesoramiento y proactividad. Las pymes no son expertas en comunicación y no deben de serlo, es más la mayoría a duras penas diferencian entre estrategias de comunicación, marketing o publicidad, por eso necesitan que sus consultores ejerzan un papel de asesor porque muchas veces no saben ni qué tipo de información deben pasar a la agencia para que les redacte una nota de prensa.
Estas empresas entienden que deben mantener informada a la agencia sobre sus novedades pero a la vez no tienen tiempo de estar llamándola cada dos por tres. Ante esto reclaman perfiles proactivos que les recuerden que tienen que pasarles datos y a la vez les propongan posibles temas e incluso les ayuden a fijar un calendario de acciones para llevar una programación y organizarse.
•    Poco flexibles. Los imprevistos en los negocios son muy habituales y en el mundo pyme pueden llegar a ser percibidos como  terremoto, por ello las compañías buscan agencias que les ayuden a gestionar estos momentos de tensión con una sonrisa y sin poner pegas. Por ejemplo, suele darse que se tiene una nota de prensa a punto de lanzar pero en el último momento se aplaza indefinidamente por temas internos o de causa mayor, en estos casos las marcas no quieren que las agencias les presionen, sino que adopten una actitud positiva y resolutiva y propongan nuevas temáticas a tratar.
•    Demasiados interlocutores. A veces las agencias de comunicación para demostrar que tienen un gran equipo o porque cuentan con una gran movilidad interna caen en el error de cambiar de consultor cada dos por tres a las empresas. Una decisión que ralentiza la efectividad de las acciones comunicativas y además crea desconfianza ante el cliente. La pyme quiere sentirse cómoda con su agencia y no quiere perder el tiempo cada poco explicando a un nuevo consultor en qué consiste su modelo de negocio.
•     Trato distante. Una pyme no quiere ser una más. Entiende que no es el único cliente para su agencia pero necesita que le mimen, que le escuchan y que su consultor se preocupe por el buen funcionamiento de su negocio. Muchas veces las agencias deben hacer un trabajo de psicólogas porque las pequeñas firmas necesitan más atención y cercanía que las grandes. Si una pyme no se siente cómoda, ni próxima a su agencia será incapaz de plantearle sus dudas y necesidades por lo que la relación estará condenada al fracaso.
•    Carencia de sinceridad. Un buen consultor debe mantener una visión objetiva y estratégica de la marca y del mercado en el que opera, sólo así podrá detectar errores, buscar soluciones y localizar oportunidades.
A nadie le gusta ser portador de malas noticias y no es fácil decirle a un cliente que debe cambiar su plan de acción o de forma de trabajar, pero la sinceridad es la único camino viable que tiene la agencia para ganarse la confianza de su cliente y conseguir que lleguen los resultados.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.