¿Cómo debe de ser el periodista en la Era digital?

tax-468440_640Los criterios que hasta ahora se han empleado para  definir a un periodista han quedado obsoletos con la irrupción de las nuevas tecnologías, por ejemplo un periodista no es exclusivamente la persona que trabaja en un medio de comunicación, puesto que los freelancers también pueden serlo al igual que los empleados de una agencia de comunicación o los profesionales que se dedican a la comunicación corporativa. Otro punto en el que chirría la vieja defunción de periodista es la que afecta a sus herramientas de trabajo, que gracias a los dispositivos móviles se han diversificado permitiendo.

 

 
Actualmente se debería escribir una nueva definición, poniendo el énfasis en los siguientes aspectos:
•    Profesional que informa sobre la actualidad tras haber hecho una investigación previa y proporcionando datos veraces y contrastados.
•    Capaz de transmitir información desde cualquier tipo de medio: escrito, oral, on y offline.
•    Con habilidades tecnológicas que le permitan narrar historias de la mejor forma posible ya sea a través de un vídeo, una infografía o un texto.
•    Criterio para discernir en el menor tiempo posible entre fuentes veraces y las que venden humo.
•    Espíritu crítico para recabar información, confirmarla, jerarquizarla e interpretarla.

 

 

La figura del periodista aunque con el paso del tiempo ha cosechado bastantes críticas también ha conseguido erigirse como un líder de opinión y gracias a las redes sociales estos perfiles han visto como les era más sencillo crear y potencial su imagen personal.

 

 
Además las plataformas sociales también han dado paso a la aparición de una nueva figura: la del periodista ciudadano. Un tipo de fuente que requiere ser verificada por el espíritu crítico del experto en comunicación, pero que le facilita mucho su labor de recabar información y que en la mayoría de casos su valor reside en que aporta el punto de vista “in situ” de los acontecimientos.

 

 
Vivimos en un mundo conectado y ahora los periodistas no son los únicos que pueden narrar lo que ocurre. Los ciudadanos contamos con herramientas digitales que nos permiten estar al corriente de lo que pasa casi en el acto, buscar datos y explicar nuestra propia visión sobre la actualidad. Por ello los periodistas deben dar un paso más y apostar por el análisis, la síntesis y la contextualización, es decir aportar todo aquello que se le puede escapar a la audiencia.

 

 
No hay que ver las plataformas sociales como unos elementos que han venido a dificultar el trabajo de los profesionales de la comunicación, al contrario porque gracias a ellas los periodistas pueden conseguir que sus informaciones alcancen unas cotas de difusión nunca vistas.

 

 
Ante este nuevo escenario digital los medios de comunicación no deben dejar solos a sus profesionales y deben acompañarles y ayudarles, no sólo a mantenerse formados constantemente sobre las novedades técnicas que puedan mejorar su trabajo y hacerlo más eficiente, sino a crear redacciones más conectadas, interactivas y dotadas de los últimos recursos tecnológicos.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.