Las ventajas que te llevarán a abrir un ecommerce antes de 48 horas

La primera ventaja que le ofrece dar el salto a Internet es reducir costes. Tal y como afirma la revista Forbes en un artículo sobre el eCommerce, “abrir una tienda virtual es lógicamente más económico, pues permite a las empresas crecer con menos recursos al evitar el pago de renta del local en los puntos donde quiera estar presente, servicios, sueldos, etcétera” y así tener que ampliar su red de puntos de venta para seguir creciendo.

Más allá de esto, lo cierto es que también permite ahorrar costes ya que al anunciar sus productos online a través de una web se está llevando a cabo publicidad en Internet, el cual es un medio de promoción más barato que los anuncios en los medios de comunicación tradicionales, aunque tiene mucho menos cobertura.

Por otro lado, una tienda online ofrece a cualquier empresa la oportunidad de alcanzar a un mayor público potencial. Hay que tener en cuenta que Internet está abierto los 365 días del año en horario de 24 horas, y que no tiene fronteras.

Según un estudio elaborado por la agencia de marketing We are social y publicado por el Observatorio de eCommerce, los usuarios activos en Internet a fecha de enero de 2015 en el mundo rondan los 3.010 billones de personas, lo que supone un crecimiento del 21% frente a los datos del mismo periodo de 2014. Una cifra que supone que un 53% de la población mundial está conectada. Unos datos nada desdeñables que suponen un escenario de crecimiento excepcional para cualquier tienda.

Con una web y una plataforma online, los clientes ocasionales pueden pasar a ser fidelizados a través tan sólo de dos herramientas que les ofrezcan una buena  experiencia de compra  electrónica.  Esta es una oportunidad para lograr que una empresa aumente su base de clientes habituales, pudiendo ofrecerles un amplio catálogo de productos,  buenos precios y facilidad en el uso de las plataformas online, así como diversas opciones de pago principalmente.

Además, en esta interacción a través de la red, la empresa tiene una mayor facilidad para recopilar los datos del cliente, los intereses, los hábitos de compra y los gustos de cada usuario. Una manera “silenciosa” de ampliar una base de datos con clientes a los que fidelizar y de los que se puede utilizar la información en su propio beneficio a través de promociones, campañas y ofertas personalizadas.

Cabe destacar que otra de las ventajas que reciben las empresas al vender por Internet, es que generan mayor participación en la cartera de los clientes, pues el 50% de los usuarios investiga los productos antes de buscarlos en la tienda física. Esto hace importante el hecho de que cualquier compañía debe crear vínculos con el consumidor a través de la red, pues es una parte relevante en  su proceso de compra.

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.