Por qué las empresas deben estar en las redes sociales

A pesar de que muchas empresas se deciden a abrir un perfil en una red social porque la competencia está, los números de usuarios suponen un mejor motivo. El 90% de los internautas están en al menos una red social y el 70% de ellos tienen perfiles en al menos tres. Con estos números tenemos claro que tanto clientes como futuros clientes están en las socialnet así que debemos apostar por ellas.

No obstante, que debamos estar en las redes sociales no significa abrir perfiles a lo loco sin tener claro los objetivos y diseñar una estrategia para conseguirlo. Estar en Facebook o Twitter de cualquier manera es un error que puede perjudicar la imagen de la empresa, un perfil abandonado trasmite poca profesionalidad y seriedad.

 

Otro error común es pensar que las redes sociales es algo banal y que lo puede gestionar cualquier persona sin mucho esfuerzo. A diferencia de un perfil personal, uno profesional requiere planificación y estrategia. No es suficiente subir lo que vaya cayendo en nuestras manos. Estar en las redes sociales supone un esfuerzo para la empresa tanto a nivel humano como económico, de ahí la importancia de planificar cada publicación.

 

La planificación de una red social comienza incluso antes de abrir el perfil corporativo. Primero se debe definir la estrategia de comunicación, a continuación es necesario crear un plan a medida y pro último hay que identificar las herramientas de trabajo con las que va a contar el profesional que lleve a cabo la tarea. No obstante, antes se debe decidir en qué redes sociales va a estar la empresa presente. Para ello hay que definir al consumidor potencial de la compañía y qué redes sociales usa, a partir de aquí hay que ver con qué material cuenta la propia empresa. Por ejemplo, Instagram es una red visual y entrar en ella con una empresa que ofrece un servicio intangible es complicado porque el perfil demandará imágenes potentes; no obstante, es un buen escaparate para el sector de la moda o la decoración puesto que es muy visible y fácil de fotografiar.

 

También hay que tener en cuenta que toda red social precisa de una actualización periódica.  No vale publicar hoy 8 cosas y durante una semana ninguna. Debemos analizar cuando son las horas que nuestros usuarios están conectado y ofrecer publicaciones con contenido interesante para ellos y repartidas en el tiempo.

 

Por último, es importante contestar a comentarios, dudas y quejas que los usuarios puedan dejar en el perfil de la empresa. Las redes sociales permiten estar conectados en tiempo real así que contestar lo antes posible ayudará a mejorar la imagen de la marca. Por supuesto, eliminar la opción de que los usuarios puedan participar en el perfil no es una opción.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *