Externalizar o no la gestión de redes sociales, el dilema de muchas pymes

balance-151797_640Las grandes empresas cuentan con estructuras potentes para poner en marcha nuevos proyectos, crecer y adaptarse mejor a las nuevas demandas del mercado, pero  para las pymes el más mínimo cambio puede suponer un tsunami. Una falta de flexibilidad que les puede hace perder competitividad. Las nuevas tecnologías están obligando a que todos los negocios se pongan las pilas en el terreno social media y en Agenciasdecomunicacion.org cada día nos encontramos a más emprendedores, startups o micropymes que nos preguntan si deben gestionar sus redes sociales de forma interna o externalizar el servicio, porque el dar la espalda a los social media ya no es una opción.

 
Ambas opciones tienes sus ventajas e inconvenientes y cada compañía debe valorarlas antes de tomar una decisión. Lo ideal sería que cada negocio pudiera contar con su propio departamento de comunicación pero como sabemos que, lamentablemente, esto hoy en día es un imposible, lo importante es rodearse de profesionales formados o con las aptitudes necesarias para poder gestionar la imagen y reputación de una marca.

 
Desde dentro
Si decidimos crear contenido online propio y gestionar nuestra presencia en redes sociales es imprescindible que nos formemos antes. Uno de los principales errores que cometen las pymes es el de menospreciar el valor de los social media y lanzarse a este mundo sin una preparación previa, cuando si uno va a entrar en este terreno tiene que tener claro que es una trabajo que implica mantenerse al día de las novedades, una gran planificación y darle máxima dedicación.

 
Respecto a las competencias que tiene que poseer, lo primero que apuntaríamos sería que fuera un buen comunicador, se necesita ser hábil con las palabras y saberse expresar muy bien por escrito. Evidentemente debe de ser una persona con conocimientos sobre el diseño web, pues tendrá que saber manejarse con las herramientas online. Además es recomendable poseer empatía para conectar con los usuarios para entender mejor lo que buscan de nuestra marca, sin olvidar que una pizca de creatividad nunca viene mal.

 
Se presupone que el trabajador en el que estamos delegando nuestra reputación online conoce a la perfección la filosofía, los valores, la estructura, los productos y los objetivos de la empresa, sólo así podrá crear una estrategia efectiva, porque de no contar con ella estaremos poniendo parches y perdiendo el tiempo.

 
En manos ajenas
A la hora de contratar a una agencia de comunicación debemos saber que pueden gestionar la presencia de nuestra marca online de dos formas diferentes. La primera sería la de delegar el 100% de nuestra acción digital en estos profesionales. Una externalización total que requiere de una mayor inversión pero también aporta una gran tranquilidad a la pyme pues sabe que su reputación está en manos expertas, que dará buenos resultados y le evitará quebraderos de cabeza. La dificultad en este caso está en encontrar al partner ideal con el que poder entendernos y trabajar codo con codo.

 
Otra opción más económica pasa porque la empresa se convierta en ejecutor y la agencia en la cabeza pensante que marque la estrategia a seguir. Muchas marcas tienen claro lo qué quieren conseguir pero no saben cómo materializar sus ideas y en este sentido las agencias pueden convertirse en sus guías. Ellas se encargarán de hacer una auditoría del negocio y de diseñar un plan estratégico en social media, en el que conste en qué redes sociales hay que estar, qué acciones realizar, qué protocolos seguir en determinadas situaciones, etc. Un proyecto que luego la compañía deberá de llevar a la práctica con la supervisión, o no, de los profesionales. En este caso estaríamos hablando de una inversión económica inicial que se vería complementada por una inversión posterior de horas por parte de la empresa.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.