El futuro pasa por el marketing de contenidos

600px-Content-marketing-cycleEl marketing de contenidos es la piedra angular de cualquier estrategia de comunicación digital, gracias a él se alimentan los buscadores, las redes sociales y los blogs corporativos y es por ello que en los últimos años hemos visto como los presupuestos dedicados a esta partida crecían. Una situación que ha situado al usuario frente a un maremagnum informativo que le obliga a discernir entre los datos de calidad y el humo, mientras las marcas pelean por conseguir destacar.

 

 
Sin duda estamos ante una tendencia que ha cambiado las reglas del juego porque cualquier tipo de empresa, sea del sector que sea y tenga el tamaño que tenga, puede apostar por el marketing de contenidos sin tener hacer una inversión desmesurada. La clave de su éxito está en contar con un equipo creativo, ya sea interno o externo a través de una agencia de comunicación, capaz de generar informaciones diferentes, de calidad y que logren gran repercusión entre su target.

 

 
Toda estrategia de comunicación corre el riesgo de saturar al consumidor. En Agenciasdecomunicacion.org tenemos claro que para evitar esta situación hay que apostar por la personalización de los contenidos y esto sólo se logra si se adopta una actitud de escucha activa. Las marcas deben establecer acciones para descubrir cuáles son los intereses de su público objetivo, estudiar su comportamiento y a partir de ahí crear contenidos que atraigan su interés y cubran sus necesidades. Esto implica olvidarse de los datos generalistas y diseñar diferentes informaciones en función del perfil de cada nicho.

 

 
Otro punto importante a destacar y que va en línea con el anterior, es que las compañías deben empezar a desplazar sus productos o servicios del centro de sus acciones comunicativas y situar en este punto a la audiencia. El marketing de contenidos no busca vender, sino despertar el interés del público, acercarse a él, generar engagement y todo esto llevará a que la marca acabe siendo más conocida, se la perciba como algo diferente y en consecuencia venda más.

 

 
El marketing de contenidos nunca es un camino corto, sino que requiere de paciencia y mucho análisis antes de empezar a registrar beneficios económicos. Cada paso que se dé debe de ser interpretado y medido para asegurar la efectividad del siguiente.

 

 
Antes de acabar debemos recordar que el contenido no es un elemento muerto, sino que el usuario puede y debe interactuar con él y compartirlo, por lo que las marcas no tienen un control total sobre las informaciones que generan ni sobre el uso que se pueda hacer de ellas, pero esto no es malo ni debe temerse. Si las compañías cuentan con buenos profesionales y generan contenidos únicos y que mejoren la experiencia del consumidor, a la vez que refuerzan su imagen y valores la campaña comunicativa será un éxito en los medios sociales. ¡Garantizado!

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.