El blog como movimiento social

El blog como movimiento socialAunque, sin duda, un blog se puede abrir por muchas razones (desahogarse, contar lo que sabemos, compartir una experiencia, como negocio…), la blogosfera ha dado lugar a movimientos sociales que desde la red invitan a dar pequeños pasos. Por ejemplo, los blogs maternales están consiguiendo que se tenga en cuenta la lactancia materna en las empresas, los blogs de moda adaptan los looks de los grandes diseñadores a las necesidades diarias y cada día vemos más moda en la calle o los blogs de emprendedores han hecho que más personas crean en sí mismas y comiencen sus proyectos.

Los blogs elevan la voz de los ciudadanos que se encuentran en distintas situaciones y las marcas han visto un canal de comunicación para dar a conocer sus productos o servicios al público. Los seguidores de un blog tienen un perfil muy concreto y son fieles. El problema es que no hay una experiencia anterior trabajando con blogs y cada vez que se inicia una relación marca-blog se hace sin conocimiento previo. Esto ha provocado malentendidos entre bloggers y empresas que muchas veces han sido originados por el desconocimiento de qué quieren unos de otros.

Cuando una marca o empresa se acerca a un blogguer lo tienen que hacer desde el respeto y cuidando cada detalle. En este sentido, la labor de consultoría que hacen las agencias de comunicación es muy importante ya que tanto una investigación previa sobre el blog y quien está detrás como el diseño de una estrategia estudiada puede ayudar a las marcas a crear una vinculación con el blogger. A los blogs no se les puede usar y luego olvidarnos, hay que mimarlos porque son grandes influencers y hacerles formar parte del proyecto.

Para evitar malentendidos, desde Agenciasdecomunicacion.org aconsejamos ir de frente, decirle directamente al blogger qué queremos de su blog y cuáles son nuestros objetivos. Habrá ocasiones que estarán dispuestos a colaborar, otras que nos harán saber sus tarifas ya que lo considerarán una relación comercial y otras veces que no estarán interesados en nuestro proyecto por distintos motivos.

En este punto, la empatía es esencial. Hay que ponernos en el lugar del blog y ver por qué se creó este espacio, cuáles son los objetivos del blogger y qué podemos aportarles como empresa. Los blogs son relativamente nuevos y exceptos los pioneros que llevan entre 6 y 8 años, la mayoría de los blogger llevan 2 ó 3 años en activo por lo que algunos se encuentran por primera vez con propuestas empresariales. Si ven que las marcas entienden su proyecto y quieren apoyarle y ayudarle probablemente se sentirán más abiertos a colaboraciones.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *