6 errores que no debes cometer en tu estrategia de comunicación 2017

El poder de la comunicación es cada vez menos cuestionable por marcas y empresas. Estamos viviendo la revolución de la comunicación gracias a Internet y ahora llegar a los consumidores es aún más sencillo y directo gracias a las redes sociales, blogs y páginas webs. No obstante, esta facilidad también lleva a las empresas a cometer más errores. Evita estos 6 en la estrategia que desarrollarás durante el año 2017:

 

  1. Si no haces comunicación, no existes. No es suficiente con estar en Facebook, Twitter o Instagram hay que mantenerlos activos y hacer mucho ruido. Es esencial llamar la atención de los usuarios para que se fijen en la marca. Así que no te conformes con abrir el perfil sino apuesta e invierte en una estrategia que haga ruido para que se hable de tu empresa.

 

  1. Miedo a las tecnologías. El miedo a lo desconocido es muy común tanto en lo personal como en lo profesional, también en las empresas. Debemos vencer esos miedos y apostar por lo digital y los nuevos canales online. Ya no hay excusas para no tener una web de la empresa, un blog corporativo y perfiles en las redes sociales que mejor se adapten al negocio. Si no te atreves solo, siempre puedes trabajar con algún profesional que te asesorará.

 

  1. Las empresas pequeñas también tienen que comunicar. Hay emprendedores, startups y pymes que piensan que son demasiado pequeños para invertir en comunicación, sin embargo, incluso aquellas que tienen solo uno o dos trabajadores son lo suficientemente grandes para comunicar al mundo cuál es su proyecto y qué es lo que hacen. Esta decisión será lo que les ayude a tener clientes y crecer, además hay tarifas y profesionales que se adaptan a todos los presupuestos y tipos de empresas.

 

  1. Todo no vale. La comunicación tiene que tener una estrategia y unos objetivos a conseguir y no vale bombardear a los usuarios con información irrelevante y de poco valor para ellos. Para diseñar una buena estrategia de comunicación debemos saber a quién nos dirigimos y cuáles son sus intereses para así satisfacer sus necesidades.

 

  1. No dar respuesta a los usuarios. Los consumidores aprovechan los canales online para preguntar dudas y dejar quejas. Las empresas deben responder lo antes posibles a todas las preguntas y opiniones, no hacerlo es un grave error que perjudica a la empresa y su imagen. Las redes sociales, por ejemplo, permiten interactuar con los usuarios en tiempo real así que cuanto más rápido seamos, mejores experiencias generaremos en los clientes.

 

  1. Tener una comunicación diferente on y off line. Si vamos a invertir en comunicación, los objetivos y la estrategia debe ser la misma para toda la empresa independientemente del canal que usemos para comunicarlo. La estrategia online y la off line deben ser la misma e ir al mismo tiempo. Esto también se tiene que reflejar en el tono de los mensajes. No podemos ser muy cercanos y hablar en clave de humor en Facebook y ser muy serios y formales en la web corporativa. Todo tiene que encajar y seguir una misma línea.

 

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.