Las playas, el sitio donde más niños se pierden

La empresa Stikets vende 150.000 pulseras identificativas cada año para minimizar el tiempo y el riesgo de pérdida de los niños

Barcelona, 19 de junio de 2017.─ Acaba el curso y los niños pasan mucho tiempo en espacios públicos. Participan en actividades, fiestas y realizan salidas con la familia o a campamentos de verano. Según un estudio realizado este año por la empresa Stikets.com, uno de cada cuatro niños se ha perdido alguna vez estando de vacaciones con la familia.

Según las madres encuestadas, lo más habitual es que los niños se despisten cuando se encuentran en sitios con mucha gente. En el 58% de los casos, la situación se ha dado en un centro comercial. Otro 16% se han perdido en la playa. Solo la Cruz Roja atiende a más de 2.500 niños en las playas de España por este motivo cada verano. Y es que en las playas más concurridas llegan a concentrarse más de 4.000 bañistas en 3 quilómetros.

Otro 15% de los encuestados afirman que sus hijos se han perdido un parque público y el 11% restante se reparte entre otros espacios igualmente concurridos como parques temáticos, espectáculos multitudinarios o aeropuertos. En la mayoría de casos fueron los padres quienes encontraron a sus hijos con ayuda de personas de la zona y en un plazo de una media hora.

Pero lo cierto es que, en la mayoría de casos, los niños se ponen nerviosos al encontrarse perdidos y no saben cómo actuar. Por eso cada vez más ayuntamientos y organizadores de eventos optan por regalar pulseras identificativas para que los pequeños lleven siempre el número de teléfono de contacto de sus padres.

Organismos como Protección Civil y la Cruz Roja recomiendan el uso de pulseras identificativas para minimizar el tiempo y riesgo de pérdida de los niños. Con ellas, cuando un adulto encuentra a un niño perdido puede avisar rápidamente a los padres para que lo vengan a recoger.

Stikets vende 150.000 pulseras identificativas al año

En los últimos años cada vez hay más padres que buscan y compran pulseras identificativas a través de Internet, ya que este medio facilita el hecho de pedir productos totalmente personalizados.

Hace 4 años que, la mamá y emprendedora Stephanie Marko, consciente de esta necesidad, incorporó las pulseras identificativas Stikets en su tienda online. El producto ha tenido una gran acogida: “Nuestro objetivo es ayudar a las familias en su día a día y este producto encaja a la perfección con sus necesidades”, asegura Stephanie Marko, CEO de Stikets.

Las pulseras identificativas Stikets se pueden personalizar fácilmente en www.stikets.com con un nombre y un teléfono de contacto. También se pueden elegir distintos colores y diseños en tan solo unos clics. Además de divertidos dibujos, Stikets ofrece iconos que permiten identificar alergias, otra de las grandes utilidades de este producto.

Las pulseras están hechas de material textil para que sean lo más cómodas y transpirables posible y son resistentes al agua. Disponen de un cierre permanente de seguridad que impide su apertura para que los pequeños no se la puedan quitar solos.

Además de las pulseras identificativas, la marca Stikets fabrica etiquetas personalizadas para marcar y evitar que se pierdan la ropa, zapatos y todo tipo de objetos y complementos en la escuela, durante las excursiones o en otras actividades extraescolares.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.