Consejos y pequeñas reformas para preparar tu casa frente al frío

El marketplace ManoMano.es explica cuáles son las reformas y trucos de bricolaje que todo el mundo puede hacer para mantener el calor en casa.

La primavera y el otoño pueden acabar siendo un vestigio del pasado. Y como el frío no avisa sino que llega de pronto, conviene haber previsto de antemano algunos básicos que nos pueden salvar del primer catarro de la temporada.

 

Los expertos de ManoMano.es, el mercado online especializado en bricolaje y jardinería, recomiendan tener en cuenta los siguientes puntos clave para garantizar el confort en casa durante el invierno:

 

No dejes entrar el frío en la vivienda. El primer objetivo antes de pensar en calentar la casa, es evitar que el frío entre. Para ello, conviene aislar ventanas y puertas que den al exterior utilizando burletes y espumas. También reparar las lamas de persianas rotas, o los postigos y cierres. Quizá ya no sea momento de cambiar las ventanas, pero sí de ir pensando en ello para la próxima temporada. Conseguirás aislamiento tanto del frío como del calor y, sobre todo, ahorrar energía a largo plazo.

 

Asegúrate de que tu calefacción funcione cuando haga falta. Enciéndela antes de que haga frío para comprobar que tanto la caldera como la instalación de calefacción y agua caliente sanitaria está en perfecto estado para su funcionamiento óptimo.

 

La caldera debe estar a punto para arrancar y calentar la vivienda en el tiempo preciso. Si tienes pendiente una revisión periódica, no dejes de hacerla antes de que comience la temporada. Una limpieza a tiempo también favorecerá el ahorro de combustible,  produciendo el mínimo de residuos. Además, mejorará la seguridad cuando esté funcionando a pleno rendimiento.

 

Si tienes radiadores de agua, comprueba que el circuito para su calentamiento se hace correctamente. Si notas que alguno no se calienta, seguramente el circuito tendrá aire y habrá que purgarlos. Aunque es una operación muy sencilla, hay que tener cuidado y poner un recipiente debajo para no mojar el suelo.

 

Si tienes una estufa o una chimenea, asegúrate de que los tiros están limpios y de tener la leña o el combustible necesario, listos para poner cuando haga falta. Parece lógico, pero a veces se olvida.

 

Evita que el calor se escape. Cuidado con grietas en fachadas muy expuestas a la intemperie, a la lluvia o al viento, y también alrededor de las ventanas. Para sellarlas se pueden utilizar espumas o siliconas, así como productos específicos para las fachadas. No te olvides de la buhardilla o el tejado si tienes una casa unifamiliar.

 

Recuerda tu vivienda de vacaciones. Según el INE, más de 3,6 millones de hogares españoles cuentan con una segunda vivienda, y éstas no siempre se mantienen como es debido. Casi todo el mundo cierra puertas y ventanas antes de marcharse, pero es muy importante cerrar llaves de paso para que no revienten las tuberías con las heladas si están en una zona muy fría y en el exterior.

 

Asegúrate de desconectar los termostatos, porque si existe una caldera, ésta puede ponerse en marcha, acabar con las reservas de combustible y terminar por averiarse.

 

En este tipo de vivienda también se suelen utilizar termos para proporcionar agua caliente. Conviene dejarlo a punto, así como guardar al menos una estufa o un radiador portátil para las estancias cortas en invierno.

El invierno será largo, aprovéchalo para pensar en tu sistema de calefacción. ¿Es la calefacción de tu hogar lo suficientemente eficiente? Quizá hay que pararse a calcular los costes de combustible. El carbón y el diésel son contaminantes y los sistemas que los utilizan poco eficientes. El gas natural es más limpio pero también un combustible fósil, por tanto, escaso y cada vez más caro.

 

La electricidad es un sistema interesante si tienes radiadores o una bomba de calor para calentar la casa en invierno y proporcionar refrigeración en verano.

 

Y si en tu vivienda puedes permitirte una estufa o una chimenea de leña, que es un combustible natural, puedes plantearte otras alternativas, como elegir una estufa de pellets, u otros productos (huesos de aceituna o cáscara de almendra) que también se utilizan hoy día como combustibles.

 

La última recomendación es aprovechar las posibilidades que ofrece la compra online, ya que tanto si eres de aquellos que lo planifican todo al milímetro, como si te dejas llevar hasta que no hay remedio, tienes donde elegir: precios a tu alcance y plazos que pueden llegar a ser muy cortos para sacarte de un buen apuro.

 

Acerca de ManoMano:

ManoMano.es es el marketplace europeo líder en bricolaje y jardinería. Cofundado por Christian Raisson y Philippe de Chanville, ManoMano ofrece la más amplia gama de productos de bricolaje y jardinería online (electricidad, fontanería, ferretería, construcción, iluminación, revestimiento de paredes y suelos, baños, cocinas, herramientas, jardines y piscinas y mundo animal). A día de hoy, cuenta con más de 1800 vendedores europeos y más de 3 millones de referencias en su catálogo. El equipo de ManoMano está formado por 370 personas repartidas entre las oficinas de París, Burdeos y Barcelona y opera en 6 mercados (Francia, Bélgica, España, Italia, Alemania y Reino Unido). Para saber más:  www.manomano.es

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *