5 tips para para disfrutar de los viajes y el verano con la copa menstrual

Cada vez más y más mujeres se decantan por utilizar la copa menstrual durante su menstruación. Tanto por los beneficios que aporta a su salud como por preservar el medio ambiente al ser una alternativa sostenible y más natural que los tampones y las compresas. Y es que mientras los primeros tardan en biodegradarse alrededor de seis meses y cientos de años si se habla de sus aplicadores; las comprensas logran hacerlo cuando han transcurrido en torno a 300 años.

 

“La copa menstrual existe desde hace mucho tiempo, pero ahora las mujeres se animan cada vez más a probarlas, frente a otros métodos más tradicionales. De hecho, el uso diario de la copa nos ayuda a conocer cómo funciona nuestro ciclo”, explica Viviana Quijano, sales manager de Sileu.

 

Adentrándonos en el uso de la copa, desde Sileu señalan que no hay un perfil de mujer que pueda utilizar la copa menstrual. “Si eres mujer y tienes la regla eres la candidata ideal para beneficiarte de la copa menstrual, siempre y cuando no exista ninguna patología que impida el uso de productos femeninos internos”, sostiene Viviana Quijano.

 

No obstante, todavía hay ciertas reticencias en su uso, sobre todo, ahora que llega el periodo estival. Muchas mujeres se plantean su utilización ahora que llegan las vacaciones, los viajes con recorridos infinitos por las grandes ciudades y los destinos como la playa, la piscina o la montaña. Desde Sileu proporcionan cinco consejos para hacer que vivir un verano pleno con la copa menstrual:

 

  1. Planifica los cambios. La copa menstrual permite esta con ella puesta unas 12 horas. Esto es más o menos el tiempo que podemos estar despiertos. Es por ello por lo que si programamos los cambios podemos organizar nuestro día para disfrutarlo a tope, ya estemos disfrutando del sol en nuestra tumbona o perdiéndonos entre las salas de un espectacular museo.

 

  1. Prepara tu kit. No te olvides de tu pack de limpieza. Según los expertos de Sileu, éste debe de contar con un vaso esterilizador y las pastillas para la limpieza de tu copa. No siempre se puede tener un microondas a mano y con estas pastillas y tu vaso esterilizador tendrás asegurada una limpieza impecable de tu copa allá donde estés. Además, existe también la posibilidad de tener un esterilizador eléctrico recargable USB para copas menstruales.

 

  1. Identifica los baños adecuados. Si necesitas cambiarte, decántate por los baños de minusválidos. Suele haber uno en casi todos los lugares de recreo. La ventaja que aportan es que estos baños tienen el lavabo dentro, por lo que a la hora de limpiar la copa menstrual y hacer el cambio, puedes hacerlo de forma tranquila como lo harías en el hotel o en tu propia casa. En el caso de que el lavabo esté fuera y no te apetezca salir con ella en la mano, puedes vaciarla en el váter y limpiarla con el agua de una botella que lleves contigo y volvértela a poner sin mayores complicaciones.

 

  1. Ropa para hacerte sentir cómoda. Si durante tu periodo menstrual te sientes un poco hinchada, lo último que deberías hacer es ponerte unos vaqueros ajustados que no te dejan ni respirar y aprieten la zona abdominal y pélvica. Para ello, es necesario que llenemos nuestra maleta de ropa cómoda que nos haga sentir guapa para disfrutar de la experiencia y de nuestro merecido descanso.

 

  1. ¡Disfruta! Optes por el método de higiene que optes para pasar las vacaciones, lo más importante es que no permitas que la regla condicione tu viaje. Para ello, disfruta de los lugares especiales, las comidas en familia, las risas con amigos y, lo más importante, encuentra un espacio para ti donde pasarlo fenomenal.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *