1.500.000€ exonerados: el caso de Ana, una Administradora que consigue librarse de sus deudas gracias a AdiósAMisDeudas

La Ley de la Segunda Oportunidad es un procedimiento aprobado en 2015 a nivel estatal, y que viene regulado en la Ley Concursal, que permite a personas naturales que se encuentran en una situación de insolvencia y que no pueden hacer frente regularmente a sus obligaciones exigibles, conseguir la exoneración de dichas deudas. Este procedimiento ha sido el que ha permitido a Ana exonerar un millón y medio de euros de deuda.

Ana fue administradora de una empresa que se dedicaba a la promoción y compraventa de bienes inmuebles. A raíz de la crisis, Ana se vio obligada a renegociar todas las deudas que su empresa había contraído, básicamente con entidades bancarias, las cuales, únicamente accedieron a ello a cambio de conseguir su aval personal al ser esta administradora única de dicha mercantil.  Lamentablemente, la crisis que azotó este sector comportó finalmente la imposibilidad de la empresa de poder afrontar sus obligaciones (préstamos) con sus acreedores y, por tanto, con la obligación por parte de su administradora de solicitar el concurso de acreedores de la Sociedad.

Ana, en aquellos momentos, avalaba personalmente casi la totalidad de las deudas contraídas por la empresa y que sumaban un total aproximado de 1.500.000€ y que, evidentemente, no pudo afrontar cuando fue requerida para ello por dichos acreedores, los cuales iniciaron la misma reclamación a través de distintos procedimientos judiciales que comportaron finalmente la ejecución y embargo de todos sus bienes.

A raíz de esto, Anna quedo totalmente embargada y sus bienes personales fueron subastados (incluida la vivienda). A pesar de ello, las deudas no desaparecieron y fue ese el momento en que esta decidió recurrir al equipo de Adiós a Mis Deudas.

AdiósAMisDeudas es una empresa especializada en la Ley de la Segunda Oportunidad que ayuda a personas físicas con dificultades económicas a exonerar sus deudas a través de esta ley. Esta empresa colabora con diferentes despachos de toda España, designando cada caso donde mejor corresponda. En el caso de Ana, se derivó su caso al despacho de Sabadell especializado en estos procedimientos, Aran Advocats i Consultors, S.L.P.

En este caso, el abogado Sr. Jordi Pardo, especializado en esta modalidad legislativa, decidió tomar el caso de Ana. El primer paso de este letrado fue analizar el origen de las deudas. La mayoría de estas deudas eran préstamos con entidades bancarias privadas y solamente existían deudas contraídas con la Administración púbica por un importe aproximado de 6.000€.

El proceso: ¿cuál es el proceso de la Ley de la Segunda Oportunidad?

El expediente completo tardó en resolverse definitivamente en un periodo de un año y medio. Al empezar el procedimiento de la Ley de la Segunda Oportunidad, Ana quedó protegida frente a sus acreedores, los cuales vieron suspendidos todos los procesos de ejecución judicial que habían iniciado en contra de esta. Por la misma razón, la nómina que percibía en la empresa donde ahora trabajaba y que también tenía, quedó libre de este embargo por orden judicial.

Al iniciar este proceso, se tuvo que asistir a una reunión tutelada por un mediador concursal designado por la Cambra de Comercio para intentar llegar a un acuerdo inicial con los acreedores de la Sra. Anna, consistente en una renegociación total de las condiciones de la deuda.

Durante esta fase de mediación extrajudicial, se propuso a los acreedores una quita y un calendario de pagos para que el deudor pudiera hacer frente a las deudas. Este periodo duró un periodo máximo de dos meses.

Por norma general, es habitual que el acuerdo extrajudicial con los acreedores acabe rechazado, es decir, sin acuerdo, y este caso no fue una excepción.  Dado que no se consiguió llegar a ningún acuerdo de pagos con las entidades crediticias, el mediador concursal procedió a presentar demanda de solicitud de declaración de concurso consecutivo ante los Juzgados mercantiles de Barcelona.

Finalmente, y ya dentro del procedimiento judicial, y la previa comprobación del cumplimiento de los requisitos para acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad, el juez competente de este caso sentenció la exoneración total de las deudas de Ana al cumplir esta con todas las condiciones establecidas por Ley, y también aprobó un plan de pagos de las deudas contraídas con las administraciones públicas (una vez exonerada también el 50% de la deuda principal y la totalidad de los intereses y sanciones) para que aquella pueda liquidarlo en el plazo máximo de 5 años.

Ana, a partir de ese momento, ha quedado eliminada en el registro de RAI y ASNEF, así como cualquier otro tipo de fichero de morosidad. Ahora tiene disponibilidad de volver a pedir financiación a entidades tanto públicas como privadas.

Gracias al equipo de AdiósAMisDeudas con el despacho de Aran Advocats, a través de la Ley de la Segunda Oportunidad, Ana puede empezar una nueva vida libre de deudas.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.